Camarones a la Veracruzana.

viernes, 12 de febrero de 2010


México es un país con una riqueza cultural y gastronómica impresionante y que, injustamente, en Europa, se asocia siempre a la imagen del mexicano durmiendo al sol con un sombrero gigantesco y al chili con carne. Yo siempre que he estado allí nunca he visto lo uno, ni comido lo otro. Incluso, en muchas ocasiones, el famoso chili picante se sirve aparte, con lo cual puedes decidir si quieres o no. En mi caso, siempre quiero.

Esta navidad tuve la suerte de probar un "mole" o salsa que me trajo mi hermano de parte de una amiga suya mexicana (si lees esto, ¡mil gracias!. Espero que algún día me puedas enseñar a hacerlo) y puedo asegurar que nada tiene que ver con lo que se come en la mayoría de los restaurantes mexicanos, que en realidad sirven cocina "Tex Mex" (fusión entre la cocina mexicana y la tejana de EEUU). Reconozco que también me gusta, pero, que quede claro, ¡México es mucho más!.

Estos camarones son inspirándome en unos que comimos David y yo en el zócalo de Veracruz, acompañados de unas "Corona" bien heladas... ¡que momentos!. Normalmente los hago con chiles chipotle, pero han desaparecido de las tiendas, así que la cosa cambia un poco pero sigue estando bueno. ¡Va por México y los mexicanos!.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

- 24 camarones o gambones bien gordos.
- Una cebolla grande picada.
- 3 dientes de ajo picados.
- Dos chiles rojos grandes.
- 1/2 limón.
- Una lata grande de tomate triturado.
- Un manojito de cilantro picado.
- Sal, pimienta y aceite de oliva.

PREPARACIÓN:

- Pelar los gambones con mucho cuidado dejando la cabeza y la cola intactas. Retirar el hilo intestinal y reservar.
- Abrir los chiles por la mitad y retirar las semillas, picar y reservar.
- En una sartén grande y profunda echar un chorro de aceite. Cuando esté bien caliente, añadir la cebolla y dejar que se ablande. Cuando ya esté blanda, añadir el ajo y el chile*. Remover muy bien y añadir los gambones,exprimir el limón sobre ellos. Volver a mover.
- Cubrir con el tomate triturado. Salpimentar y dejar cocer a fuego lento hasta que la salsa se espese un poco. Espolvorear con el cilantro y servir.
- Queda muy bien como entrante, pero si lo queréis como plato único podéis servirlo con arroz blanco o como si fuese una salsa para la pasta. ¡Qué aproveche!.
*En este punto, cuando puedo añado, en vez de los chiles normales, chiles chipotles, que son unos chiles de la variedad del jalapeño que se dejan enrojecer y secar. Tienen un sabor ahumado realmente exquisito. En España los encuentras en adobo. Yo los trituro con la batidora y los guardo en la nevera. De este modo dosifico la cantidad como me parece y me dura mucho tiempo, unos dos meses.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!