Dopiaza de cordero {cosas que hacer antes de morir}

lunes, 4 de noviembre de 2013





Cuantas cosas deseamos en la vida y cuantas se van perdiendo por el camino, cuantas con el tiempo dejan de desearse con intensidad y se van diluyendo en el olvido... cuantas cosas verdad???.

Yo tengo una lista en mi cabeza de cosas que quiero hacer antes de irme para siempre ;), muchas seguramente serán imposibles, algunas ya pasaron al baúl del olvido, pero algunas no lo son del todo....viajar a la India, esa es una de ellas!!!.
Me gusta la enorme sensibilidad que demuestran al emplear esos colores maravillosos y rabiosamente vibrantes, me gusta esa sensación de caos que inunda las calles de sus ciudades ... me atrae por muchas razones...  y una de ellas es la comida.
De ese país vibrante y (ahora me acordé de alguien que emplea mucho esa palabra *-^) he oído decir de todo, hay a quien no le gusta nada de nada y quien deja ahí su corazón para siempre, lo que está claro es que no deja indiferente y yo, no se porqué, creo que seria de las que se dejaría enamorar de él :).

Y mientras espero ese día, ese avión que me llevará al país de los colores vibrantes ... degusto platos inspirados en sus recetas tradicionales!, que ya es algo!.

El dopiaza es una especialidad Bengalí, un curry preparado con una gran cantidad de cebollas que sorprende por la sencillez en su elaboración ... solo hay que introducir todos los ingredientes en la olla y cocinar a fuego lento durante unas horas, dependiendo de lo tierna de la carne. Se puede hacer de distintos tipos, en esta ocasión os propongo hacerlo de cordero... queréis viajar a la India conmigo????... este curry os gustará!!!!.



Fuente: "En busca del curry perfecto" de Rick Stein.




Ingredientes para cuatro personas:

- 800 gr de pierna de cordero deshuesada y cortada en tacos no muy gruesos.
- 1kl de cebollas peladas y cortadas en cuartos, yo pongo un poco menos, unos 800 gr y empleo cebollas francesas, más pequeñas, para de ese modo dejarlas enteras... que visualmente me gusta más ;).
- 4 o 6 dientes de ajo enteros.
- 3 cm de jengibre fresco y muy picado.
- Entre 2 y 4 cucharaditas de cilantro molido.
- 1 cucharadita de cúrcuma.
- 2 cucharaditas de semillas de comino.
- 1 cucharadita de clavos de olor.
- 1 rama de canela.
- Guindilla machacada. No me atrevo a decir cuanta. En la receta original propone 10 guindillas secas, pero yo no puse ni una por que quería que mis hijas comiesen. Vosotros decidís según vuestro gusto.
- 1 cucharadita de pimienta negra entera.
- 6 vainas de cardamomo.
- 500 gr de yogurt natural.
- 3 cucharadas de ghee* o mantequilla.
- 250 ml de agua.
- Sal al gusto. En la receta original propone una cucharada y media y creo que al ser de cocción lenta y concentrase los sabores tal vez es demasiada sal.

*El ghee es mantequilla clarificada. En la India se emplea mucho para la cocina y es muy facil de hacer. Os dejo este enlace donde lo explican muy bien y las fotos son muy lindas ;).




Preparación:

- Nada más sencillo que disponer todos los ingredientes en una olla de fondo grueso y remover. Llevar a fuego lento tapada y cocinar durante una hora más o menos.

- Pasado ese tiempo, destapar y comprobar la cantidad de liquido que tiene. Seguir cocinando destapada a fuego lento hasta que la salsa reduzca y espese.

- Servir con arroz basmati y mucho pan naan, chapati o cualquier pan plano.




Feliz comienzo de semana!!!!!




25 comentarios:

abril dijo...

Madre mia, que rico tiene que estar este curry!!!!! me encanta!!!!
Yo soy del grupo INDIA NO...pero SI a su comida, su cultura.. y a su gente. Me encanta como a ti la comida, y este curry pasa a pendientes.
Buena semana y buena vibra!

Edurne dijo...

Hola Juana, yo también soy una enamorada de la cocina internacional, y este plato tiene pinta de ser delicioso, además de muy sencillo. Lo probaré, gracias por compartir!

Catypol dijo...

Yo te acompaño en esta entrada, si tuviera que escribir una lista de cosas que hacer antes de morir supongo que viajar también sería una de las mías aunque la India no es el país que más me atrae para ello, con los años me vuelvo más exigente incluso con ello y mis preferencias han cambiado, y lo qué me queda claro!
Pero me gusta la comida de la india, sus currys son espectaculares y sus aromáticos arroces, el toque de picante (para mi sin pasarse) o sus dulces, el color de sus ropas y el festival Holi, me encantaría estar en uno y fotografiarlo sería una explosión de emociones dentro de mi ;)
Un beso, preciosa.
Disfruta de la semana!!!

Javier dijo...

Juana, cuántas cosas por hacer y cuántos lugares por visitar, cada vez tengo la sensación de que, lejos de que la lista sea más pequeña, al contrario, va aumentando... pero eso supongo que es importante, porque no tenemos nunca que dejar de soñar e ir creciendo en propósitos, así que me apunto a tu viaje a la India.

Mientras tantos podemos conformarnos con saborear platos que nos recuerden a esos lugares en los que queremos vivir, aunque sólo sea por unos días u horas, para eso tu receta es una estupenda propuesta

¡¡Un fuerte abrazo brujilla!!

Laurel y Menta dijo...

Juana, qué maravilla, por unos instantes nos has trasladado a este maravilloso país.

Un plato delicioso y miramos con calma la receta que merece la pena,

un abrazo

Evelyn dijo...

Yo prefiero viajar a la India a través de tu blog. Será que no viajé nada que por eso no me atrae, bueno, me atrae, pero la India nada, prefiero París o Nueva York... Una delicia de plato con muchos sabores. Un besiño.

Chela Gonzalez dijo...

El curry es que me chifla, así qeu me voy a comerlo donde haga falta, y si hay que ir a la india se va, pero vamos, que este cordero tienen una pinta impresionante, me llevo la receta!!!

Besos!!

Aurélie dijo...

Una delicia, y muy sencilla, esta receta!!
Mira que yo no estoy atraída por la India, hay muchos pasíses que querría visitar antes que la India, y no sé si llegaré a ir... En fin, poco a poco, viajamos y disfrutamos de lo que podamos...
Ahora, la comida, ¡no me la pierdo!!! Ay, qué golosa soy, madre mía!!! Y la comida thai e india me encanta, que conste :-))
El cordero es de mis carnes favoritas y qué decir de las cebollas francesas??
En fin, me ha encantado tu visita gastronómica a la India...
Un besito, solete!!

KRIS dijo...

Mi niñaaaaaa como tenía que oler eso !!!

Esta foto llena de especias y colores inunda mis pensamientos.

A mi la India no es que me fascine, si, tiene que ser preciosa, pero .... mil sitios conocería antes que la India, pero vamos que yo contigo voy al fin del mundo y si hay que ir a la India pues nada, allí que me planto, jajaja.

Pero ... no me hables de lo que quieres hacer antes de irte, que a mí ese tema me dan ganas de llorar. No puedo hablar del "fin" de nuestros días ... me entristece y sólo cerrar los ojos e imaginar que un día no vamos a estar, pues me angustia y me pongo a llorar.

Besos REINA !!!

Te quiero mucho más que mucho !!!

Bego de Al Calor del Horno dijo...

Uf cuantas cosas por el camino!! Yo me encuentro en un momento en el que mi lista está vacía..... aunque si me dejas me escapo contigo a la India, al pais de los colores brillantes.
Cuanto estoy aprendiendo contigo, cuantas palabras, cuantas recetas......

Mil besos brujita!!

Raúl García dijo...

Madre mía, que maravilla de plato, tiene que dejar la casa inundada de unos aromas maravillosas y hacer volar mariposas en el estomago, jejejee, me encanta, super sugerente!!!
Me apunto a ese viaje de colores :)
Un abrazo apretao!!

cocido de sopa dijo...

Si es contigo, yo me voy a la India, aunque también te digo que no es precisamente un país que me atraiga tanto, tanto como para plantarme allí. Yo soy de verde, de montañas, busco temperaturas fresquitas porque se me va la vida con los vapores del calor. Pero en cuestión de comida mis gustos son tan variopintos, que me como un curry en Islandia si hace falta. Claro, que seguro que en Islandia, por eso del frío, es más que agradecido comer un curry bien picantón.

Y es que el curry me gusta mucho, mucho. Y su olor ... ¡ni te cuento! Menos mal que no lo hay en perfume, que si no ... Bueno, no creo que fuera capaz de ponérmelo sobre la ropa, pero cuando cocino con curry en casa, me gusta el olor que queda, aunque hay para quien seguramente resulta muy saturador. Volviendo al tema del sabor, me quedo con el suave, porque no te imaginas lo mal que lo pasé con un curry que comí en Inverness este verano pasado. Qué calor, qué sofoco, madre mía. De aquello me quedó el consuelo de pensar que el picante es un potente anticancerígeno. ¿Lo sabías?

Besos y feliz semana, hermosa :)

Marga dijo...

Juana !!vibrante eres tu!! yo te llamo revolvín ..en fin, que esta receta nos transporta a India, a su vida y sus olores, el colorido lo pones tú con esas espectaculares fotos. por cierto!! tengo un precioso shari que me trajo mi hermana, lo utilicé una vez, es una preciosidad!! te iría bien, ya sabes si lo quieres te lo presto, negro y plata vieja, una pasada, bssss

Mayte dijo...

Amo el curry, amo la posibilidad de experimentar cada pequeña cosa, nunca hice una lista...siendo como soy nunca la terminaría y seguro me dejaría de lado la oportunidad de vibrar otras, pero si que me gusta pasar tiempo con las personas que amo, y cada día me cuestiono menos si lo hago bien o mal, solo lo hago e intento aprender. Es un gusto enorme compartir momentos contigo Juana eres vibrante y llena de aromas y sabores que encantan!

Un beso llenito de buena vibra, ando como poquita, pero siempre me detengo un momento a disfrutar con los amigos. ;)

Tuonela dijo...

Vaya pinta tiene este curry, y que fotos!!

Yo no soy mucho de listas sino más bien de vivir el presente (con un ojito en el futuro, claro está) pero soy poco paciente con los deseos :P No sé si soy de India sí o no, igual debería empezar una lista y planteármelo...

Un besote.

jose manuel dijo...

Este plato me lo llevo, se ve estupendo. Prefiero vivir día a día, será la edad.

Saludos

Manderley de GuindillayCanela dijo...

En casa nos gusta mucho la cocina india y de vez en cuando hago algo. Sobre ir la India no sé, por un lado me gustaría mucho por lo que dices, por esos colores vibrantes, el olor a especias, la gente, pero por otro creo que iría con el corazón en un puño por las desigualdades que se ven.
Yo también tengo muchas ilusiones por viajar y hacer cosas nuevas, algunas se cumplirán y otras supongo que no, todo dependerá de las circunstancias económicas sobre todo, quién sabe.
Espero que se te cumplan la gran mayoría.

Besos guapa

Cósima Piovasco dijo...

Buenísimo. Me encantan el curry y la comida hindú es una de mis perdiciones. Nunca me pongo a cocinar nada de este tipo por la cantidad de ingredientes que se necesitan. Pero esta vez si que me voy a quedar con la receta. Intentaré hacerla. Además me gusta que lleve tanta cebolla. Un besazo. Me voy también a ver la receta del ghee.

Cocco dijo...

Ostras Juana que bueno, en el Caribe gustamos de guisos así, todo a la olla dos horas y luego a comer :D
Por cierto, no encuentro o olvidaste o no lo encuentro, enlace al Ghee.... ?

Besitos de Curry

Gemma Vilabrú dijo...

Hay, y cuantas cosas tengo yo por hacer..... no termino de imaginarmelas en mi mundo de fantasía, porqué soy así, una soñadora! Gracias por la receta, guapa, tiene una pinta deliciosa! Un fuerta abrazo y voy a dar un repaso por si se me ha olvidado catar algo.
Muas!

Víctor Castillo dijo...

Hola guapa!

Pues mira tú por donde, me has transportado a la India con este plato, donde estuve hace un par de años recorriendo pueblos y ciudades, y tienes toda la razón, o te enamora, o no quieres volver a saber del país. Tengo amigos que no quieren ni oír hablar de su viaje, y otros al contrario. En mi caso fue lo primero, fueron unos días muy intensos (y también en momentos muy duros) que me parecieron pocos, y estaría encantado de volver, visitar sus templos, conducir por sus calles (qué locura, solo resistí al volante unos kilómetros!) y sobre todo, disfrutar de su gastronomía, porqué es realmente espectacular, como este plato tan rico que nos traes hoy!

Un besote grande!

Teresa dijo...

Yo me voy contigooo!!! Ya sabes lo que adoro las especias, tenía que haber llamado al blog especias a mogollón, jajaa, y en la India disfrutaría como una enana!!! Es raro la semana que no haga algún plato hindú, pero como soy una perezosa no saco fotos!!!
Me llevo esta receta que tengo que catarla!!!
Yo espero también probarlas in situ antes de pasar a mejor vida, jajaa!!
Besotes mi niña!!!

Marhya dijo...

Tienen una pinta extraordinaria, yo le pondría un poco de guindilla porque en casa nos gusta el picante, pero diez, ¡no me atrevo! Será cuestión de ir probando. ;-)
Un beso, guapetona.

mar dijo...

la receta me ha encantado, pero ahora te digo algo que has puesto, que para mi opinión no es cierto: has puesto ' para cuando me vaya para siempre' nunca nos vamos para siempre; yo no soy de ninguna religión, de hecho las detesto, pero hay una no teísta , el budismo, que si lees algo sobre eso lo sabrás :))) un besazo

Alfonso Hernandez dijo...

Vaya Juana, mira que soy bastante seguidor de la comida hindú pero no conocía este plato; claro, hay tantos y con tantas variedades...
A mí el toque picante me encanta, así que lo haré picantito y espero que mis hijas también lo coman ;-) jaja! Besos

Publicar un comentario en la entrada

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!