Ka´ach bilmalch {unas galletas para el aperitivo venidas de Jerusalén} y su salsa de tahina y perejil.

lunes, 11 de noviembre de 2013


Tener una madre y una esposa "forofa" de la cocina debe ser muy duro, como si no fuese suficiente con todo lo que hay que aguantar en la vida normal, hasta en las vacaciones hay que seguir sufriendo... eso es lo malo de los "Food bloguers".. que no descansamos nunca, ni dejamos descansar a los que nos rodean!.

Durante mi estancia en Londres, como es normal, no dejé descansar a mi gusanillo cocinero y mucho menos a mi familia... recorrimos mercados de comida, no nos perdimos ni un solo "Food truck" de los que encontrábamos a nuestro paso, devoramos comida callejera de países lejanos y no tan lejanos.. y como no, hicimos nuestras mis sagradas peregrinaciones a los templos de la cocina :). Uno de esos templos, para una servidora, es el/los restaurantes de Mr Ottolenghi ... cuantas veces he cocinado sus platos con satisfacción y cuantas veces he deseado probarlos "in situ".... y si, fui, arrastré a mi sufrida familia por las calles de Notting Hill hasta llegar al "templo de la cocina" y depositar mi ofrenda en forma de compra de libro ... puesto que, aunque era mi intención, hubiese sido pedir mucho quedarnos a comer a las once del mediodía con la barriguita aún llena del desayuno .... eso ya seria torturar demasiado, o no??? ;).

Hoy os presento unas deliciosas galletas para el aperitivo del señor Ottolenghi.
Por lo que he leído en su libro "Jerusalem", es habitual tenerlas en las casas y sirven para un picoteo rápido en cualquier momento del día ... no os las perdáis mojadas en la salsa de Tahina y perejil, no es imprescindible.. pero si delicioso!!!!!


Fuente: "Jerusalem" de Yotam Ottolenghi&Sami Tamimi





Ingredientes para unas 28 galletas:

- 500 gr de harina de trigo.
- 1 cucharadita de levadura seca de panadería.
- 1 cucharadita de levadura química.
- 1 cucharadita de azúcar.
- 1 y 1/2 cucharadita de sal.
- 1 cucharadita de comino molido.
- 1 y 1/2 cucharadita de Za´atar. (en la receta original la misma cantidad de semillas de hinojo tostadas y finamente molidas)
- 100 ml de aceite de oliva. (en la receta original aceite de girasol).
- 100 gr de mantequilla en dados a temperatura ambiente.
- Entre 80/100 ml de agua.

- 1 huevo batido para pintar las galletas.
- 2 cucharadas de mezcla de semillas de sésamo blanco y negro.

Para la salsa de tahina y perejil:

- 35 gr de perejil (hojas y tallos) picado.
- 1 diente de ajo picado.
- 25 gr de tahina.
- 125 gr de yogurt griego.
- 1 cucharada de zumo de limón.
- 1 pizca de sal.
- Agua.









Preparación:

- Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y reservar.

- Tamizar la harina, sal, azúcar y ambas levaduras en un bol amplio e incorporar las especias. Hacer un agujero en el centro y añadir el aceite y la mantequilla.
Comenzar a amasar e ir añadiendo el agua poco a poco a la vez que continuamos amasando, hasta que obtengamos una bola de masa que no se pegue a las manos. Puede que no tengáis que añadir todo el agua, en mi caso con 80 ml fue suficiente. Amasar un par de minutos más.

- Precalentar el horno a 200º. Dividir la masa en pedazos de unos 25/30 gramos. Para formar las galletas, amasar cada pedazo de masa unos segundos para que la esta no se abra al darle forma. Hacer rodar sobre una superficie limpia para obtener una especie de salchicha de unos 12 cm de largo.

- Darle forma de rosquilla apretando los bordes uno sobre otro y disponer sobre la bandeja de horno preparada. Repetir la operación con el resto de bolas de masa procurando dejar un espacio entre ellas en la bandeja de unos 2 centímetros.

- Pintar las galletas con el huevo batido y espolvorear con las semillas de sésamo. Hornear durante unos  20 minutos. Deben verse doradas y firmes al tacto.

Para la salsa de perejil y tahina:

- Introducir todos los ingredientes en un robot y triturar finamente. Añadir un poco de agua en caso de que la salsa esté demasiado espesa.


Servir las galletas junto a la salsa y una cerveza fresca, o una copa de vino!.... Enjoy!!!.



Feliz semana!!!!!!!!!





37 comentarios:

abril dijo...

Juanita de mi corazón!!! Cómo me gusta la cocina judía y cómo me gusta Ottolegui!!!! Y estas galletas están geniales, tienen una pinta extraordinaria!!!!
Seguro que las pruebo, y encima con salsa de tahina...eres un crack!!!!!
Besos

Milita dijo...

Mmmmm qué riquitas Juana y con Tahini tienen que estar aún mas buenas, para hacer un bote entero y no parar :P

Cocinando espero dijo...

Pero Juana...Si viene mi abuela a casa en diciembre y le digo que se coma unas ka'ach jarrrr queeeee grrrggrrr me dice que si tengo algo en la boca!!!. Si la pobre cuando la dije que se estaba comiendo una mousse se lo tuve que repetir dos veces para que terminara diciendo, no mal encaminada, muuuusssss.
Yo me quedo con lo de galletitas ricas para el aperitivo y santas pascuas. Qué te parece? Besos!

Rosa Maria Romero dijo...

Que buenas Juana, me encanta la masita, se ve como hojaldrada y crujiente, tienen que estar buenísimas !!!!

IDania dijo...

Mi Juana "Peregrina"!!! Geniales estas galletas! Yo crecí con judíos a mi alrededor. Adoro sus costumbres y su comida!!
Un besote!!!
IDania

Tuonela dijo...

Qué maravilla de libro, de hombre y de galletas! Jerusalem es mi libro de cabecera, me gustan todas y cada una de sus recetas y eso no me pasa... nunca! Has probado la de conchiglie con guisantes y yogur? Mamma mía!!!! Estas galletas todavía no las he probado, pero van a caer seguro, poco a poco van a caer todas! Que pena que no pudieras quedarte a probar, habría estado bien chulo que nos contaras la experiencia :)

Un besote!

Víctor Castillo dijo...

Como me he reído imaginando a tu familia siguiéndote por las calles de Londres hasta llegar al destino buscado Juana! Pero estoy seguro que por muy obsesivos que seamos los bloggers con este tipo de cosas, la familia al final accede a estos 'caprichos' nuestros de buena gana y con una sonrisa, y no dudo que este sea tu caso, con lo que te haces querer!

Me encantan estas galletas, no las conocía en absoluto, y me parecen un aperitivo (o un entre horas) ideal, y la salsa el acompañamiento perfecto!

Un besote, y feliz semana!

Bocados Divinos dijo...

Qué maravilla! se ve riquísimo. El toque de especias le debe dar un sabor muy especial.

Ains, y qué ganas tengo de volver a Londres! para peregrinar también por los templos de la cocina jaja hay tantísimos sitios a los que iría que mi acompañante/s sí sufriría una auténtica tortura jajaja

Besos!

Marhya dijo...

¡Ay, Juana, que buena pinta tienen! Tengo que probarlas, estoy segura de que van a gustar en casa.
Seguro que tu familia "sufre" con mucho gusto todos los meneos de gastro blogger, no creo que te pongan muchas pegas. Tener una madre así, ¡¡es como tener un tesoro!! Y si no lo saben aún, que seguro que si, con los años lo sabrán.
Besos.

Marga dijo...

estoy con Marhya toda esa pesadilla a la que sometemos a nuestra familia la recordaran con risas y cariño " y mi madre se empeñó en ir a....." jajaj y encima con una madre revolvin como tú me lo puede imagainar, excelente receta y maravillosas fotos,

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Que originales y que buena pinta tienen, me ha encantado.
Besos

Mónica García Centeno dijo...

Qué pinta tienen estas galletas Juana! La verdad es que la familia no todo va a ser disfrutar de comidas, también se hartan a veces con nuestra pasión por la gastronomía. Es lo que hay! Un besazo.
Monie

Gloria Aleix dijo...

Mmmmm, que delicatesen! Me gustan mucho tus galletas! Besitos!

Evelyn dijo...

Yo creo que lo que tienen que estar es la mar de agusto con una madre y esposa como tu. Ya les gustaría a muchos que sus mujeres (ni ellos, que no tienen porque no hacerlo) no saben ni freir un huevo (jeje, seguro que ya te pusiste a practicar). Original y riquísimas que se ven esas galletitas. Un besiño.

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

que bonito es que nos lleves en tus viajes, seguro que con un solo bocado te llegan miles de sensaciones que te trasportan a cualquier sitio. Yo esperó que tener una madre y esposa bloguera sea un placer, desde luego tener amigas así, si lo es!!

Gemma Vilabrú dijo...

Jajajaja, en casa pasa igual, pero esta obsesión donde la llevo hasta el extremo es la fotografía, y ahí si que sufren, porqué mira, amante de la cocina quiere decir buena mesa, y auqnue sufran también disfrutan (a veces, porqué lo que han tenir que provar los pobres), pero con la fotografía.... jajajaja. Aún el pequeño, que le encanta que le saque fotos para subirlas de perfil al facebook, pero el mayor.... que no quiere salir en ningún lugar y a de más, lo uso de asistente en todos mis retos donde una servidora es la modelo...... creo que está hasta la coronilla, pero aguanta y no dice nada el pobre. Aix!
Bueno, a lo que íbamos, la receta, que es donde tu te lo curras hasta 'el extremo'. Esto tiene que estar delicioso, verdad. Yo conozco poco esto de la cocina del mundo pero si me quieres de conejito de índias.... me hago ahora mismo las maletas y me marcho pa tu casa, jajajaja!
Gracias, guapa, gracias por compartir todas estas delicias, que estás que te sales! Muas1

Bego dijo...

Seguro que no hubo muchas quejas porque saben que al final , aunque los arrastres, ellos también se van a beneficiar de comida rica, la que probaron y la que haces tu ;)
Había visto estas galletas en otro blog, no recuerdo en cual y al final no copié la receta, mira por dónde ahora han vuelto a aparecer, será una premonición ? jaja....pues sí, las tendré que hacer !!! ;)
Besinos.

CHEZ SILVIA dijo...

Holaaa presiosaaaa!!! toda la mañana que me persiguen estas roscas o galletas con esa salsa, suerte que ya he comido, pero tendría el mismo problema si las veos a las 8h, hambre de nuevo vuelvo a tener. A ver trotalondres!!! si yo pudiera haría lo mismo que tu ir y volver y volver y volver a ir ja ja como me gusta!!!! Esta receta es totalmente nueva para mi, pero me encanta todo lo que lleva y imagino su sabor, y con esa salsa ya "Matas"!!!!!! Beso grande querida, me llevo la recipe por si las flies!!!!

KRIS dijo...

Mi niña bonita, mi brujita linda ... pobre tu familia, jajaja, lo que les haces pasar, eres un caso ehhh ... que ni en vacaciones descansas, pero ... también es lógico, no vamos a ir de vacaciones a tumbarnos a la bartola ¿no?

Recuerdo la primera vez que quedé contigo y con Caty en Madrid, jejeje, como loca que andabas buscando el libro del hombrecillo este. Mira al final lo has conseguido aunque hayas tenido que ir a Londres a por él.

Estas galletas de nombre impronunciable se ven bellas, me llaman mucho la atención y me gustaría probarlas, jejeje así que ... voy a ir haciendo una lista de cosas que quiero probar para cuando vaya a verte.

Pd, he tenido que ir a Wikipedia a ver que es Za´atar jejejeje.

Besazos y gracias por ser y estar TE QUIERO brujita bonita

La cocina de Camilni dijo...

Pues ni la conocía y por supuesto tampoco he probado, logicamente. Gracias por enseñárnosla, preciosas foto

Juani dijo...

Tocayita preciosa toda una delicia, que rosquillas mas buenas, me encanta la mezcla de especias que has utilizado, yo soy muy especiera, mi mami también lo era, con esa salsa tienen que ser el no va mas, me encanta!! gracias por tus palabras en mi blog eres un encanto cielo y gracias por hacernos conocer cocinas de otros lugares. Besitossss princesita.

Ana Suárez Espada dijo...

¡Hola guindillita!. Cuanto tiempo sin venir a verte. Espero que me perdones y que entiendas el por qué de mi parada. primero de todo, sigo diciéndote lo mismo que hace meses (cuando hice mi parada de descanso), ¡Tus fotos son preciosas!. No sabes como te entiendo, a mi familia también le doy la brasa en vacaciones, pero creo que es igual de importante conocer los monumentos del sitio que visites como su gastronomía y...en el fondo, es lo que hacemos: conocer los sitios y sus costumbre, o no?.
Estas galletas, recién horneadas, con todo el aroma a las especias y esa salsa...¡Ay madre que estoy salivando!, tienen que ser divinas.
Muchos besinos mi Juanilla

Mònica Tarradellas dijo...

Unes galetones delicioses!

jose manuel dijo...

Muy interesante el resultado, me lo anoto

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Lo raro es que tu familia aún quiera ir de vacaciones contigo, será que les gusta también la gastronomía!
Tienen muy buena pinta estas galletas, pero me parece a mi que han de ser adictivas, si empiezas ya no paras.
Besos mi preciosa amiga.

Mi toque en la cocina dijo...

No sabes como te entiendo, mi forma de viajar ha cambiado desde que tengo el blog, la comida ha pasado a ser una parte muy importante de cada viaje y eso se nota. Una de las razones que tengo para querer volver pronto a Londres es poder visitar el restaurante de Ottolengui, pero hasta entonces me contentaré con preparar estas delicias que nos traes hoy.
Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

Las salsas de la vida dijo...

pues con esos ingredientes tan sosainos no sé yo si me gustarían esas rosquillitas eh! así que yo las echaría directamente a la salsa como quien moja unas campurrianas! aysss que ganasss!!! veo que va estilizando su estilo y eso me gussstaaaaaa!!! que de esta hasta has puesto una gasa gigante que es higiénica y todo! yupiiiii!!!

Besiños salseros Juá!!!

el nombre de las rosquillas te lo has inventado ¿verdad????

Tito! ;-)

cocido de sopa dijo...

Lo que nos cambia la forma de percibir el mundo que nos rodea cuando nos convertimos en turistas, ¿verdad? Llevamos todos los sentido alertas, dispuestos a hacer acopio de lo que entre por los ojos, por la nariz, por la boca, por nuestros dedos. Queremos saber sobre la cultura gastronómica de nuestro país. Y si estamos atentos, es fijo que cada día, nos llevaremos una lección memorizada para luego, indudablemente, y como bloggers que somos, indagar más y plasmar la receta en nuestros blogs, no sin antes haberla materializado en nuestras cocinas.

Pues qué pena, o rabia, no haber podido disfrutar de un menú Ottolenghi y Tamimi. Mira que me gusta Jamie, pero mis apuestas por los dos primeros son mayores que por el último. Seguro que hubierais disfrutado mucho de su cocina. Tuve este libro del que hablas en mis manos. Pero era tan grande, y tan pesado, que me echó para atrás.

Estas rosquillitas, porque así las veo yo, son de un picar y no parar. Con o sin salsa, pero se ven más que tentadoras.

Un besito y feliz semana ... sin cerdito ;)

Mayte dijo...

A mi la salsa es la que me ha devorado la mirada, que ricura, la tahina me enloquece pero es que la pienso con ciantro en lugar de perejil y ya para mi será un vicio, junto a esas galletas llenas de sabor y mucho amor de mi Juana!

Besos hermosa.

Carmen dijo...

Deliciosas y doy fe!!nunca las he hecho pero las tengo en casa desde que vivo en Israel, no hay otro tipo de colines ni picos y aunque son más arenosos y más compactos, están deliciosos. Los venden con sésamo, sal... muchas variedades. Tengo que hacerlos seguro

Miss Croque Madame dijo...

Jajajaja si que es dura la vida para la familia food bloguer! pero más para una criatura de cuatro años que vive rodeada de artilugios y libros de cocina por parte de sus dos progenitores... creo que cuando sea mayor lo va a aborrecer. ¡¡Que envidia me dieron tus vacaciones este verano Juanita!! y tu lo sabes jejejeje. Espectaculares las galletas, pero lo que más me ha gustado es la salsa! Que sencilla, pero que buenísima tiene que estar! Al ataque!

Besos

Javier dijo...

Chiquilla, qué te gusta garbeo jajaja desde luego lo que no vea en tu blog es que no lo encuentro por ningún lado, y todo tan apetecible... no te creas, he llegado a pensar que esa cámara hace algo de magia, no puede ser que todo te salga tan rico... una vez más felicitarte por tu receta!!

Esta vez el abrazo no es para ti, mira por dónde, sino para tu familia sufridora por culpa de la Food bloguer... ;)

Ana Campos-hechoenlapropriété dijo...

Desde luego, tengo pasión por ese libro, ya llevo unas cuantas recetillas y es maravilloso, luego tengo mi básico de comida khoser. Me encanta este aperitivo, te ha salido guapísimo y con una pinta... yo tengo que pasar un cribado, en la última festividad de Sucot, los tenía a todos atentos, pero con una recetina así ya quedan conquistados. Un besito guapa!

Bea, recetasymás dijo...

Mucho me temo que cuando me lleve a la family a London me van a tener que sufrir...ya tengo un listado de sitios y con el tuyo que me apunto ahora mismo suman ya muchos, jeje...
Son unas galletas curiosisimas, cuando he visto la primera foto sin leer que eran galletas pense por un momento que eran unos mini bagles pero no, la verdad que son la mar de curiosas!
Besetes guapa

Raúl García dijo...

Desde luego tu si que sabes preparar un aperitivo, una anfitriona perfecta, sin lugar a duda, con estas galletitas me has conquistado del todo, que ricas que tienen que estar y, cuanto hubiera disfrutado esa estancia en Londres contigo, la próxima vez avisa, que comemos a la hora que tengamos que comer!!
Besitos!!

Catypol dijo...

Qué tarde y yo por aquí, jajaja, te suena no? veo que esta semana estamos galleteras las dos sólo que tú hablas de London y a mi ya me gusta más, REINA. Yo me dejo arrastrar si hace falta para ir a ver los mercados que sean, los Food Truck y hasta ir a ver a Ottolenghi, sin problema no te pondría cara rara ni te achucharía para que te dieras prisa ni ná de ná.
Así que ganan tus galletas pero sólo por ese toque inglés que tienen y porqué salen de tú cocina, eh?
Te quiero bella

Cósima Piovasco dijo...

He oído hablar muchas veces del imperio Ottolenghi pero todavía no he visto ninguno de sus libros. Esta receta me ha gustado muchísimo, sobre todo esa cremita de tahina y perejil. Un besazo.

Publicar un comentario en la entrada

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!