Sachertorte {se acerca la Navidad}

lunes, 9 de diciembre de 2013



Hay libros que son para ser abiertos en ciertas épocas del año, libros que son maravillosos, pero que no son para ser empleados más que en ocasiones especiales.
Yo hago pasteles todo el año y la gran mayoría de ellos son de chocolate, pero esta Sachertorte solo me inspira hacerla en Navidad, no se porqué... me imagino Viena, el frío del invierno y me veo a mi misma degustando esta delicia acompañada de nata montada, como dicen ahí, "ohne schlag" y siento que es navidad, no invierno!, Navidad ... tal vez mi destino es conocer esa ciudad alguna Navidad futura??... quien sabe?? ;).

Esta receta me encanta, desde que la probé por primera vez no la he cambiado por otra y eso que se puede decir que es una de las tartas más famosas y versioneadas que existen... pero para qué, ya se dice por ahí que si algo te gusta para que cambiarlo!!!... también se podría decir que estoy perdiéndome probar una receta tal vez mejor... por una vez en mi vida y sin que sirva de precedente...podré quedarme con esa duda ;), porque esta receta es maravillosa!!!.


Fuente: "Strudel, Kouglof et cie" de Babsie Steger.







Ingredientes para un molde de corona de unos 25 cm o dos pequeñitos de 18cm (como es mi caso):

- 210 gr de mantequilla a temperatura ambiente y un poco más para engrasar el molde.
- 160 gr de fructosa* o 320 gr de azúcar.
- 8 huevos, separadas las claras de las yemas.
- 210 gr de chocolate negro Lindt 70% de cacao.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 100 gr de fécula de patata.
- 100 gr de almendras molidas.
- 1 frasquito de confitura de albaricoque.

Para el glaseado:
- 110 ml de agua.
- 80 gr de fructosa* o 160 gr de azúcar.
- 175 gr de chocolate negro Lindt 70% de cacao.


* la fructosa tiene un poder endulzante un 30% superior al azúcar. He consultado tablas de equivalencia y en teoría la cantidad de azúcar a emplear seria del doble, pero no os puedo garantizar nada porque nunca la emplee más que para este pastel y como me gusta mucho el resultado nunca hice pruebas para saber que cantidad de azúcar le iría bien. Probad a hacerlo con ella..os gustará, vuestro índice glicémico será más bajo y podréis invitar a pastel a vuestros amigos con problemas de diabetes :).






Preparación:

- Engrasar perfectamente el molde o los moldes. A mi me gusta hacerlo en dos pequeños porque tarda menos en hacerse y antes de glasearlas puedes congelar una, cosa que ahora en plena temporada de fiestas es muy práctico ;) .
Cuando quieras volver a comer una deliciosa sachertorte solo tendrás que descongelarla a temperatura ambiente y cubrirla con el glaseado, queda perfecta ;).

- Precalentar el horno a 170º.

- Disponer el chocolate troceado en un bol resistente al calor y colocar sobre una olla con agua hirviendo sin que la base entre en contacto con el esta (baño maria). Remover continuamente hasta que el chocolate este fundido y bien brillante. Si preferís, podéis fundir el chocolate a una potencia muy baja en el microondas a intervalos de cincuenta segundos hasta que al removerlo se deshaga y esté fundido y brillante. Reservar.

- Batir la mantequilla con 100 gr de  fructosa o 200 gr de azúcar hasta que la mezcla blanquee.
Añadir las yemas de una en una mientras continuamos batiendo, dejando que se integren antes de añadir la siguiente.

- Incorporar a la mezcla el chocolate fundido, la vainilla, la fécula de patata y la almendra molida. Mezclar el conjunto y reservar.

- Montar las claras a punto de nieve firme con el resto de fructosa o azúcar que tenéis reservado e incorporar con mucha delicadeza y movimientos envolventes a la masa anterior. Introducir en el/los moldes reservados y hornear durante unos 25/30 minutos las pequeñas o 35/40 minutos la grande, o hasta que al insertar un palillo en la tarta salga seco.

- Dejar enfriar antes de desmoldar. Una vez desmoldada, calentar ligeramente la confitura y triturarla. Pintar toda la superficie del pastel con esta y dejar enfriar mientras preparamos el glaseado.

- Calentar el agua y la fructosa o el azúcar hasta que hierva y este esté disuelto. Retirar del fuego e incorporar el chocolate troceado. Remover hasta que este esté fundido por completo y la mezcla sea fina y brillante. Dejar enfriar ligeramente y verter sobre el pastel de forma que lo cubra totalmente. Lo ideal es poner el pastel sobre una rejilla y esta sobre un bol grande de manera que el chocolate que cae se recupere y se pueda emplear para cubrir zonas que puedan haber quedado vacías.

- Decorar con perlas de azúcar y servir con nata montada ... un viaje a Viena sin salir de casa! :).


Feliz semana amig@s!!!!


38 comentarios:

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Si alguna vez pasas la Navidad en Viena, me ofrezco voluntaria a llevar las maletas. Mientras me conformaré con un pedacito de Sacher virtual que la real en mi casa tiene mucho peligro.
Feliz día y mil besos!!

São Ribeiro dijo...

Aqui esta um bolo que nunca fiz.
O seu ficou lindo...lindo e tão tentador.
Boa semana
bjs

Mi toque en la cocina dijo...

Tuve la suerte de probar a tarta Sacher en el hotel de Viena donde la inventaron y me cautivó. Espero volver a comerla allí de nuevo y si es en Navidad mejor así que me apunto a ir contigo.
Yo también soy muy chocolatera así que me llevo esta nueva versión que has preparar¡do de un clásico.
Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

mar dijo...

jooooooolin con Viena y jooooolin con la colorines, vaya sachertorteeeeee, qué pinta, como reluce el chocolate, qué ganas de chupar el cazo , la torta y la brocha. mmmmmmm tiene una pinta impresionante. Yo también quiero ir a Viena! :) un besuco feliz lunes

Jorge Iglesias dijo...

Con esa pintaza que tiene, no puedo más que piropearte y decirte que eres la mejor, la más guapa y la más alta repostera. Shacher ya eras buena, hoy mucho mejor.
Besos, los que tú quieras.
Jorge.

Marhya dijo...

¡Jooooeeeeee!!! Madre mía, qué hambre, bueno mejor dicho ¡qué gran ataque de gula me está entrando!!! Tiene una pintaza, me encanta, voy babear el teclado pero es que es super tentador. Al final voy a caer, ¡qué dificil es resisitirse siempre, cuando vengo a visitarte!
Besos.

dosentrebambalinas dijo...

Pero que rica!! Tiene una pinta deliciosa, a mi cualquier receta con chocolate ya me conquista pero es que ese glaseado es irresistible!!
un beso

KRIS dijo...

Buenos días !!!

Viena tiene que ser preciosa pero ... también muy fría ¿no crees?

Pues mira ... yo reconozco que estas próximas fiestas son para pasarla rodeada de la familia, pero ... desde hace ya unos cuántos años tengo (tenemos) ganas de pasar unas navidades en una casita rural, en la montaña, con chimenea, solitos ... no se, es un sentimiento contradictorio, pero quién dice casita rural dice Viena, dice Brujas o dice Londres , jajajajaja. A lo mejor algún año LO CONSIGO (LO CONSEGUIMOS).

No conocía el Sachertorte, pero con lo que me gusta el "cocholate" seguro que me encantará hacerlo, tengo que hacer los dulces que llevaré a casa de mi madre en Navidad, estaba segura de que iba a hacer un Kugelhopf pero ... ahora al ver su Sachertorte me has hecho dudar .... o hago los dos o lo tendré que echar a suertes.

Bueno mi niña que tengas una feliz semana y no te estreses mucho !!!

LOVE !!!

Alfonso Hernandez dijo...

Una de mis preferidas Juana! Nunca la había visto con esta forma pero nunca es tarde sola dicha es buena ;-) Yo la publiqué el año pasado y realmente te transportas a uno de los cafés vieneses que más te gusta... son palabras mayores. Besotes!

Aurélie dijo...

Me ha encantado tu receta, Juanita...
Yo Viena la conocí este año y me pareció preciosa, aunque estuvimos poco tiempo.
Muy lujosa y cara, pero muy bonita!!!
Y con un trocito de Sachertorte, ¿qué quieres que te diga? Yo me apunto al viaje y lo repito, jeje!
De momento, me apunto tu receta, a ver si la pruebo, que me da que aquí, triunfa!!!
Un besote, guapísima!!
Tu chef A favorita (que menos mal que sólo hay una, jeje!!) ;-)

Pumuky a la cuina dijo...

Madre mía Juana, muero por una Sachertorte como esta!
Da igual la forma que tenga, esta tuya es esepctacular, y me gusta la idea de hacerlo en moldes pequeños para reservarte una... tomo buena nota que siempre va bien tener recursos preparados, jeje!
Eso si, es de lujo visitar Viena sin salir de casa, pero anímate a ir un año por estas fechas, y te encantará!

Un besote, y feliz semana!

Laurel y Menta dijo...

Impresionante Juana, la tarta, el corte, las fotos...

Qué delicia, la anotamos en favoritas,

un abrazo

Pamela dijo...

Mi linda Juanita: Esta solía ser mi tarta favorita, ahora que me la traes con fructosa tendré la oportunidad de probarla nuevamente, esperaré también a tener mi mermelada de albaricoques casera sin azúcar y será perfecta para una gran ocasión:) te mando un beso transoceánico!

Rebe....De ollas e histerias dijo...

no he pasado la navidad en Viena pero acabo de llegar de allí y ya está todo de navidad, espectacular la ciudad y su espíritu navideño y sus mercados de navidad una tentación para los "dulcea-adictos" como yo. La tarta Sacher del Hotel Sacher una decepción, sin duda está estará mucho mejor, se ve que te ha quedado muy jugosa!! Biquiños

Mónica García Centeno dijo...

Todo el mundo que la ha comido en Viena dice que no tiene nada que ver con otras, esta tuya la verdad es que tiene una pinta estupenda. A ver si me animo, lo malo es que me lo como entera, que me conozco. Un beso Juana

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

Yo me tomo contigo una tarta de estas, pero en Viena no, prefiero Mallorca que hace mejor tiempo, jeje

CHEZ SILVIA dijo...

Maravillosa Juani!!! la de Viena es besial pero me parece que el tuyo no se queda atrás. Las fotos son muy tentadoras y no poder darle mordisco duele!!! jaja. Bss

Aisha dijo...

No me extraña que no quieras cambiarla... si se ve impresionante!!
besos y feliz inicio de semana

Nenalinda dijo...

Babeandoooooooo me tienes por que no tengo todos los ingredientes que si no de hoy no pasaba que pinta tiene madreeeeeee ademas de estar de muerte relentaaaaaaa , no se como seran las otras versiones pero la tuya como siempre es espectaculaaaaaaaaaaaaaar.
Cuando sea amayor quiero ser como tu mi querida Juaaaaa to y toooooooo te queda de relujo que manos y que arte tienes pesiosa.
Bicos mil y feliz semana potita miaaaaaaaa.

abril dijo...

Que pastelito tan lujurioso, y ese glasado tan brillante...rebañaste el cazo dónde lo deshiciste????mmm te estoy viendo.
Viena, Salzsburgo...creo que Alemania es para verla en Navidad...tiene que ser un lugar mágico.
Muchos besos!!!!!

Mayte dijo...

La última fotografía es para enmarcarla directamente y colgarla cuando los antojos y días fríos nos lleguen, me encanta leer, aunque confieso que leo libros de cocina poco...bueno si, si tienen historias si que me los devoro y hay unos con recetas y todo (no me pongas esa cara jajajaja). Me gusta el chocolate, me gustan las navidades y todo aquello que aporta brillo y luz al alma, me gustas tú.

Un abrazo y buena vibra!!

Esmerαlđα• [Recelanđia] dijo...

Uff, impresionante, Juana!
Qué delicia, literalmente se me hace agua la boca! Mira que tengo ésta receta pendiente desde hace mucho, pero nunca había sentido tantas ganas de hacerla!
Me llevo tu receta, las fotos son bellísimas!
Un besito enorme

Catypol dijo...

A mi como me gusta el chocolate seguramente me gustaría tú tarta Sacher, las que he probado (pocas la verdad) le ponen mermelada de naranja ácida y poco azúcar, por lo que no la he convertido en mi tarta favorita, pero yo espero un día probarla en Viena (aunque me cueste un dolor de barriga) y después decidir si tan equivocados estamos cuando la hacemos aquí.
Me gusta que tú mermelada no sea de naranja ácida y que uses fécula de patata en vez de maíz, ah! y el chocolate, esa marca me gusta mucho ;)
Un besito bella

Mònica Tarradellas dijo...

Preciós...quin motlle més bonic!!! I el sacher és bo a qualsevol època de l'any. Jo l'he menjat a Viena, amb nata inclosa, a 40 graus un mes d'agost!!! I estava igual de deliciós! Petons!

Evelyn dijo...

Juana, te puedes creer que con lo chocolatera que soy nunca la caté. No puede ser!! Y verla tan presentable en la pantalla más ganas de catarla me metes! A mi me gustaría pasar unas navidades nevadas, porque aquí nunca nieva, aunque no daría sacado el coche de casa, por lo que sería mejor que empezara a nevar cuando ya estuvieramos en la casa que tocara. Un besiño.

Juani dijo...

Pues si tocayita maravillosa como tu, tiene una pinta exageradamente divina, me encanta!!! esta tarta es de la que no he hecho nunca y mira que oigo maravillas de ella, pero no me ha dado todavía la vena y temo que el día que la haga igual ya no cambie mas y tenga a la familia a base de Sacher por el resto, te ha quedado de lujo niña. Besitosssss tocayita.

Raúl García dijo...

Desde luego que tiene que ser un gustazo estar en tu casa en estas fechas, con esta maravilla de pastel consigues que a cualquiera se le haga la boca agua, que maravilla, me imagino su sabor y.. ainsssss.. un largo suspiro!!!
Muchos besicos preciosa!!!

Chelo Garcia dijo...

Que alegría me ha dado ver como ingrediente la fructosa, yo ultimamente la estoy utilizando mucho, bueno mucho más, que rodeadita de diabéticos me tienes. Pues Juana, quédate con la duda, total, si el pastel merece la pena y no hay nada más que ver la pinta tan extraordinaria (que se me salen los ojos) que tiene.
Un besazo guapa

cocido de sopa dijo...

Juana, a mi este pastel también me huele a Navidad. ¿Y sabes por qué? Bueno, pues resulta que Viena fue uno de los dos destinos que mi recién estrenado marido (entonces) y yo, elegimos para disfrutar de nuestra luna de miel. Fue en una fecha tan cercana a la Navidad, que cuando llegamos, frente al ayuntamiento, tan impresionante como una catedral, estaba uno de los famosos mercados navideños de tierras del centro y del norte de Europa. ¡Qué ambiente más bonito! Solemne y nada que ver con los puestos navideños de nuestra Plaza Mayor madrileña.

Y de Viena se vinieron en nuestra maleta, unas cuantas Sacher Torte para regalar. Me acuerdo de aquella cafetería donde lo probamos y donde decían que Sissi Emperatriz iba a merendar. ¡Qué romántico todo!

Qué pastel más rico, Juana. Aunque a mi me alimentan tanto los recuerdos, que el alimento es aún mayor.

Besos y feliz semana.

El Mito del Sofrito dijo...

Hola Juana, gracias por hacernos soñar con Viena. Queda monisima con ese molde. Igual es la tarta perfecta para estrenar un molde que hace poco se ha venido a vivir a nuestra cocina.
Bss muchos.

VISCalacuina dijo...

Què apetito me está entrando!

Bego de Al Calor del Horno dijo...

Buenos días!!! Pues yo no tengo buen recuerdo de esta tarta. Mira que la he tomado en Viena a mitad del otoño con un buen chocolate caliente, o acaso sería que no era Navidad? ;). No se habrá que volver y tomarla en Navidad ( porque a pesar del frío debe ser una ciudad preciosa en esas fechas).

Que tengas buena semana preciosa.

ANA dijo...

Te ha quedado perfecto y que pinta más buena. Besos!

Ana

Miss Croque Madame dijo...

Mira Juana, he pensado una cosita.... si te vas a Viena una navidad, pues ya te acompaño yo. Si, porque a ti sola no te va a gustar, lo se. Yo voy probando cosas y si veo que te va a gustar pues ya te lo pides... no crees?? jajajaja ains!! si yo me conformo con ir a Logroño, no me va apetecer irme a Viena!!!; y más si voy a probar algo parecido a tu Sachertorte, que maravilla ¡¡que de chocolate!!
Que buena, que pinta y que todo amiga! un besote

Akane dijo...

Mi padre estuvo en Viena hace un par de años por esta época en un viaje de trabajo, y no veas la envidia que me dio luego al contar cómo una tarde, después de la reunión de rigor, paseó por el centro de la ciudad, con ese frío, bajo las luces navideñas, y entró al café del famoso Hotel, y se tomó un buen chocolate con nata y un trozo de la Sachertorte... pero tú también me das envidia, qué pintaza tiene!! El molde y la receta me parecen de lo más navideño, estoy totalmente de acuerdo contigo :).

Un abrazo

Rosa Maria Romero dijo...

De las pocas veces que me concedo un capricocaloricodelosgordos siempre es con una gran porción de esta tarta, no puede estar más rica, me quedo harta de chocolate para meses !!!! esta además es preciosa Juana, preciosa de verdad !!!!!!!! ;-)) Besitos

Suny Senabre dijo...

Hola chiqui!!! Cuando te vayas en Navidad a Viena, porfa avisa!!! Que aquí hay dos que seguro te acompañan. Estamos como locos por ir, así que ya sabes!!!
Me he quedado con la boca abierta y babeando viendo su Sacher torte, niña que pasada!!!! Tienes toda la razón en decir que hay muchas versiones de esta tarta, pero si funciona para que cambiar. Por lo pronto me has creado una necesidad enorme de hacerla!!!!

Besitos mil querida amiga!!

Madame Pépinière dijo...

Mmmmmm que tarta más buena y bonita! Tiene un poco el estilo de un Kouglof, no?
Es para comérsela con los ojos cerrados e imaginar que estás en Viena, pues sí :-)
Un beso y buen finde!

Publicar un comentario en la entrada

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!