Galette de caquis y carne de membrillo.

martes, 13 de diciembre de 2016




Cada año que pasa me cuesta más sumarme a la pasión desenfrenada de las navidades y cada año me apetece menos cocinar grandes extravagancias. Me muevo más cómodamente entre recetas de toda la vida, recetas que de algún modo ya he probado y sé que no me van a fallar. Me gusta que sean rápidas de preparar, que no requieran de ingredientes caros, de sabores extraños y que en ocasiones me han llegado a defraudar. Sinceramente, me va más invertir en sencillez y calidad.

Harina, mantequilla, carne de membrillo y unos preciosos caquis, todos ingredientes muy básicos y de temporada para una galette, sencilla y rústica que no necesita que seamos cocineros experimentados, ni tan siquiera precisa de tener un molde, solo ganas y poco más... Para mi, esa es una buena forma de celebrar la Navidad, porque al fin y al cabo, ya sabemos que lo que cuenta no es lo que comemos, sino con quien lo compartimos y como lo hacemos.
Grandes sonrisas, eso alimenta mucho más :)

Visto con algunos cambios en "GoodFood Magazine".


Ingredientes para una deliciosa y rústica galette:

Ingredientes para la masa:

- 250 gr de harina
- 125 gr de mantequilla fría cortada en taquitos.
- La yema de un huevo mediano.
- Una pizca de sal.
- Entre 2 y 4 cucharadas de agua fría.

Ingredientes para el relleno:

- 100 gr de carne de membrillo.
- 75 gr de mantequilla.
- 75 gr de azúcar moreno.
- 1 cucharadita de canela.
- 2 caquis maduros y grandes.
- La yema de un huevo.




Preparación:

- Introducir en un bol la harina, sal y mantequilla. Trabajar todos los ingredientes con la punta de los dedos hasta obtener una consistencia arenosa.

- Añadir la yema de huevo y dos cucharadas de agua fría y trabajar hasta obtener una bola de masa que no se pegue a las manos. Puede que os haga falta añadir una o dos cucharadas más de agua, esto depende de la harina que empleéis y de lo grande que sea la yema de huevo. Envolver la masa con film alimentario y dejar reposar en la nevera una media hora.

- Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y encender el horno a 180º.

- Estirar la masa lo más finamente posible sin poner demasiada atención a obtener un circulo o bordes perfectos y disponer sobre la bandeja de horno preparada.

- Introducir la carne de membrillo, mantequilla, azúcar y canela en una cazuela y calentar a fuego muy lento a la vez que vamos aplastando el membrillo con el dorso de una cuchara, hasta obtener una salsa espesa. Dejar enfriar ligeramente.

- Repartir la salsa de membrillo sobre la masa dejando unos dos centímetros del borde de masa sin cubrir.

- Cortar en finas láminas los caquis y repartir sobre la salsa de membrillo. Doblar los bordes de masa sobre si mismos de manera que obtengáis un borde y el relleno no escape de la tarta.

- Batir la yema de huevo y pintar los bordes de la galette. Espolvorear con un poco más de canela y azúcar moreno. Llevar al horno durante unos 40 minutos, o hasta que la masa se vea bien crujiente y dorada.