Kati rolls de pollo {#cocinacallejera en Calcuta}

lunes, 2 de junio de 2014




Y de repente despiertas y han pasado treinta años .... ves con profunda claridad esos momentos, cuando nos creíamos invencibles. Cuando, a pesar de los miedos e inseguridades nos sentíamos poderosos. El mundo estaba a nuestros pies y sabíamos que teníamos toda la vida por delante... Soñábamos con ser mayores y hacer lo que hacen ellos. Queríamos ser libres, llegar tarde a casa, poder elegir nuestros destinos... mientras, comíamos pipas en un viejo parque testigo de nuestras risas y lágrimas ... nuestro lugar de encuentros y desencuentros.

A veces, el pasado vuelve con implacable sorpresa, te revuelve las entrañas, te alegra y entristece..  te hace regresar con tal vez, demasiada fuerza hacia atrás. Con esa implacable velocidad que solo pueden dar los recuerdos de los momentos hermosos....

Y así estoy yo estos días... nostálgica y a la vez feliz de haber recordado un pasado que jamás se fue de mi corazón, pero que dormía en lo más profundo de mi ser, sin esperar ser despertado.
Me gusta que mis entradas estén enlazadas con mis recetas, que haya un nexo de unión entre unas y otras, pero hoy no lo he logrado... nada tiene que ver la #cocinacallejera de la India con mis recuerdos de infancia. O puede que si! en aquella época es cuando comencé a viajar y a descubrir que el mundo llegaba mucho más allá de nuestro pequeño territorio. Que si caminabas un poco más lejos, existían personas como nosotros con costumbres muy distintas, costumbres, que a nuestros ojos de occidente resultaban exóticas y curiosas... entonces comprendí lo bonito es el mundo y las personas que lo habitan... no creéis que es así?


Estoy convencida de que a muchas personas les daría cierto reparo comer estas pequeñas delicias por la calles de Calcuta, nuestros ojos acostumbrados a la higiene casi aséptica en la que vivimos no están preparados para muchas de las cosas que se pueden ver fuera de nuestras fronteras... pero sinceramente, a mi, no solo no me importaría, si no que me gustaría... esa es una de las que cosas que me vienen de mis viajes de infancia ;)

Los Kati rolls, son pura #streetfood en Calcuta y otros lugares de la India. En los puestos de la calle se asan carnes, maceradas previamente en especias, que luego se envuelven en panes planos. Buceando en la red he visto muchísimas versiones, no podría decir con certeza cual es la receta original. Hay quien habla de kebabs de carne picada, otros de brochetas de carne de cordero , otros de pollo... he visto panes de todo tipo envolviéndolos... un sin fin de variantes que al final me han llevado a una única conclusión... he de ir muy pronto a la india para probarlos y conocer su receta autentica :)

Os recomiendo que para hacer los kati rolls empleéis especias frescas y fragantes, solo así podréis sentir el juego de sabores y disfrutar de veras. Yo, emplee un "garam masala" de Black Pepper&Co, una pasada!!!, fragante y fresco.
Los chicos de "BlackPeper&Co" tienen una  pagina web, repleta de todo tipo de especias, desde las más conocidas a muchas de las que nunca habréis oído hablar :) , tés, cafés y sales. Y si vivís en Madrid, no dejéis de pasar por su tienda .... ya no hay excusa para probar sabores venidos de lejos :)


Ingredientes:

Para la cebolla encurtida:
- 2 cebollas cortadas en finas rodajas.
- 2 chiles verdes sin semillas y finamente picados.
- 4 cucharadas de vinagre de vino o zumo de lima.
- 1 cucharadita de sal.
- Un puñado de cilantro fresco picado.

Para las brochetas de pollo con especias:
- 600 gr de pechuga de pollo cortada en tacos del tamaño de un bocado.
- 6 dientes de ajo majados.
- 3 chiles verdes sin semillas finamente picados (opcional)
- El zumo de dos limas.
- 1 cucharadita de chile en copos.
- 2 cucharaditas de Garam Masala de "BlackPepper&Co.
- 1 cucharadita de cilantro molido.
- 1 cucharadita de sal.
- 2 cucharadas de aceite vegetal.
- 6 brochetas de metal o madera para ensartar el pollo.

Para las parathas al huevo:
- 125 gr de harina de trigo.
- 125 gr de harina de trigo integral.
- 1/2 cucharadita de sal.
- 100 gr de mantequilla fundida de los cuales emplearemos dos cucharadas para hacer la masa y el resto para pintar las parathas.
- Entre 120/150 ml de agua.
- 5 huevos batidos con una pizca de sal y un puñado de cilantro picado.




Preparación:

Para la cebolla encurtida:

- Mezclar la cebolla con el resto de ingredientes. Reservar en un lugar fresco mientras preparamos el resto de comida.


Para las brochetas de pollo con especias:

- Si empleáis brochetas de madera, dejarlas en remojo una hora o dos, para que luego, al cocinar el pollo, estas no se quemen.

- Introducir en un gran bol todos los ingredientes salvo el pollo. Remover todo el conjunto y añadir este. Mezclar todo el conjunto y dejar reposar durante una hora en un lugar fresco, para que se integren los sabores.

- Escurrir el pollo de la marinada y ensartar tres o cuatro trozos en cada brochetas preparada. Reservar al fresco.



Para las parathas al huevo:

- Introducir las harinas, la sal, dos cucharadas de mantequilla fundida y unos 120 ml de agua en bol suficientemente grande.

- Amasar el conjunto a la vez que vamos añadiendo el resto del agua poco a poco, hasta obtener una bola lisa, que no se pegue a las manos. Seguir amasando un par de minutos más. Dejar reposar 15 minutos.

- Dividir la masa en 8 pedazos de unos 50 gramos cada uno y darles forma de bola. Para esta receta os bastaran seis pedazos de masa, pero las parathas son tan ricas, que yo siempre hago esas dos de más, por si alguien quiere repetir ;)

- Espolvorear con un poco de harina una superficie lisa y estirar una de las bolas hasta obtener un circulo de unos 13 cm de diámetro. Pintar su superficie con la mantequilla fundida que habíamos reservado y plegar por la mitad.

- Volver a pintar la superficie y repetir el plegado para obtener una especie de triángulo.

- Pintar de nuevo con mantequilla y espolvorear con un poco de harina integral. Dar la vuelta al triángulo de masa y hacer lo mismo por el lado contrario. Estirar hasta que tenga que el triángulo tenga unos 12 cm de largo aproximadamente.

- Disponer sobre un papel vegetal y repetir la operación con el resto de bolas de masa.

- Calentar una sartén de fondo grueso bien engrasada con mantequilla y disponer una de las parathas sobre ella. Cocinar durante unos dos minutos o hasta que empiecen a salir burbujas en su superficie. Dar la vuelta a la paratha y verter una buena cucharada de huevo batido sobre esta. No importa que el huevo se desparrame por la sartén, eso la hace más imperfectamente "perfecta" ;)

- Una vez el huevo de los bordes haya cuajado, dar la vuelta a la paratha con cuidado y dejar que el huevo se haga durante un par de minutos más. Repetir la operación con el resto de parathas.

- Para mantener las parathas templadas mientras se hace el pollo, os aconsejo que las introduzcáis en el horno encendido a la menor temperatura. Esa es una forma de poder mantenerlas bien ricas y no estresáros con la finalización del plato ;)





Calentar una plancha o parrilla hasta que esté bien caliente y asar las brochetas de pollo durante unos seis minutos dándoles la vuelta de vez en cuando para que no se quemen.

Para servir, repartir tres o cuatro trozos de pollo sobre cada una de las parathas al huevo, cubrir con cebolla encurtida, enrollar y pegar un buen mordisco ;)



Hoy os dejo con este vídeo que encontré cuando buscaba información sobre los deliciosos Kati rolls, si os gusta la #cocinacallejera pegad un ojo ;)









Feliz comienzo de semana amig@s!!!!!


32 comentarios:

Ana Martín dijo...

Que fotos y que rico se ve todo!
La mezcla del pollo con parathas tiene que ser tremenda... este plato con tu permiso me lo llevo para probarlo, que me ha encantado. Ahhh no se si lo he escrito bien jiji
Un besazo guapa!

Rosa Maria Romero dijo...

Me has llevado de tu mano por las calles de Calcuta, ya me gustaría que fuera de verdad y pudiéramos probar todo lo que ofrecen, tan aromático y picante, me ha encantado tu entrada entera y al igual que tu me has hecho recordar, no me he ido a la infancia pero si hace casi 40 años cuando siendo una niña me casé, no había muchos recursos y la escapada de viaje de novios nos llevo hasta Ceuta. Aun huelo y saboreo los mejores pinchos morunos callejeros de mi vida, además me los comí en un columpio en la terraza de una disco ;-), a la luz de la luna llena oyendo de fondo " La vie en rose " y con mi flamante marido columpiándome !!!! <3 no era mal plan y es una cosa que jamás se puede olvidar, gracias por recordarmelo tu esta mañana de lunes, Me ha venido muy bien refrescar la memoria, deberíamos hacerlo más a menudo. Feliz lunes Juana, feliz semana entera ;-)

abril dijo...

Qué maravilla Juana!!!! hoy entre tú, Raúl y Mayte...la blogosfera es un viaje fantástico!!!

Cuánta razón tienes con los "sueños" de adolescencia...que mundo este, que de repente nos coloca 30 años después en un suspiro!

Me encatna esta receta es ... exquisita y aromática...y esas fotos son una gozada! Hay que hacerla, no hay más!
Besos mil y feliz semana!!!!

Recetas De Cocina De Cocinero Diario dijo...

Uhhhh tremendisimos esos katy rolls de pollo. Tienen una pinta que te da hambre nada más ver las fotos. Un gran saludo.

laura dijo...

Que buenísimo debe estar el pollo así preparado y tan bien condimentado. Me ha encantado leer tu entrada, es preciosa y a mí también me ha traído recuerdos de hace unos años. Un beso!

laurilla fondant

Maria Jose-Dit i Fet dijo...

Ummmm hoy tu entrada huele a un aroma que me fascina, es de las especias!! Sin haber viajado tanto como tu, me encantan los platos exóticos, y los que he podido probar nunca me han defraudado...sería estupendo poderlos comer in situ...y sí...hace treinta años todos nos creíamos invencibles, si algo tiene el hacerse mayor es darse cuenta de que nada es para siempre...así que aprovechemos!!! (si es con unos kati rolls tuyos ya ni te cuento) Un besazo bruji!!! <3 <3 <3

Merco Njako Falcon dijo...

Es curioso, para mi la India es un recuerdo de infancia también, tan exótico y místico, tan lleno de olores, sitios que siempre he soñado en visitar, aunque tal vez solo consiga viajar en mi imaginación, creo que voy a probar a preparara esta receta en tu honor, por lo bonito que lo has preparado todo en esta entrada de hoy, vivan las pipas endulzadas de conversaciones y ensoñaciones de vida <3 <3

Merco Njako Falcon dijo...

Es curioso, para mi la India es un recuerdo de infancia también, tan exótico y místico, tan lleno de olores, sitios que siempre he soñado en visitar, aunque tal vez solo consiga viajar en mi imaginación, creo que voy a probar a preparara esta receta en tu honor, por lo bonito que lo has preparado todo en esta entrada de hoy, vivan las pipas endulzadas de conversaciones y ensoñaciones de vida <3 <3

Víctor González - Dvicio dijo...

Como siempre fantástica propuesta con unas fotos estupendas....a esta hora y después de leer con muuucha atención tu entrada mi estómago me pide guerra......estupenda.

CHEZ SILVIA dijo...

Yo quierooooo!!! Me encanta!!!! Me la llevo a pendientes! Besotes guapi

Rosa Rotger dijo...

Sencillamente fantástico , me ha encantado entrar en tú blog . La verdad es que no tengo demasiado tiempo , pero realmente vale la pena apurar un poco para poder entrar y deleitarme con tus fotos , tus relatos y tus recetas , repito , sencillamente fantástico . Un beso , me encanto conocerte .

Evelyn dijo...

A mi también me pasa que cuando estoy nostálgica pienso en la infancia. Para mi cruzar el puente que separaba la parte vieja del pueblo de la nueva ya era viajar, jeje, es que antes se veía todo muy lejano y ahora muy pequeño para verlo lejos! Me encanta la cocina callejera, comer con las manos. Nada de pijerío. Contigo me voy a Calcuta a por unos kati rolls de pollo! Besiños.

M. dijo...

Jo chica, si que tiene que estar bueno. Yo te confieso que no me atrevería a probarlo por ahí, el miedo a fastidiar el viaje con una diarrea o algo peor (qué cobarde, ¿no?), pero aquí en la comodidad y limpieza de casa, ya es otra cosa.
Voy a darme un paseíto por la web que comentas, porque aquí encontrar ciertas especias es imposible.
Besos.
Marhya (enmilbatallas.com)

Madame Pépinière dijo...

Buff!! Explosión total de sabor! De vez en cuando hay que estar nostálgica,por qué no.
Un beso

Aisha dijo...

Yo soy bastante maniática y escrupulosa, tengo que reconocerlo, pero creo que si me ofreciesen unos pinchos así, con ese pan, en cualquier lado, me los comían sin pensar!!
Muchas gracias por presentanos a BlackPepper&Co, ya me voy directa para allí a ver qué tienen. Me encanta chafardear :)
besos y que tengas feliz semana mi linda Juana

p.d.: hay veces que me gustaría volver a la infancia... pero sin el cole!!!! ajajajajajaj

Luis Alcázar dijo...

He estado dos veces en la India y me ha trasladado a allí. Tiene una pinta espectacular y las fotos son excepcionales.
Muchas gracias por utilizar nuestras especias, es un honor!

Mónica García Centeno dijo...

Me encanta!! Esto lo hago yo en la barbacoa el fin de semana!! Enamorada total del garam masala, enamorada de tus fotos Juana, tan frescas como tú (en el buen sentido) un besazo y buena semana

Juani dijo...

Tu mi tocayita y tus recuerdos me han hecho meditar y pararme a pensar en aquella niñez y juventud que tan lejana me ha quedado y si que te quedas pensativa y nostálgica, pero la vida es eso recuerdos, hay que sentir el momento que vives, ahora tengo otras ilusiones, los hijos, los nietos, que son los que te quitan todos los males y penas, las ilusiones son distintas, ya verás cuando pasen unos años, te acordarás de mi y dirás que razón tenía mi tocayita....jejejejjjeejejej Este plato de carne tiene una pinta exagerada, me encanta el adobo que le has puesto, se ven divinos estos pinchos. Besitos guapi.

Mari Nuri Cake dijo...

Me parece espectacular!!! Muy rica, lo único que no tengo barbacoa. Pero me la guardo para el verano que allí si que tengo!! Todo me ha gustado, por un lado la receta, y por otro lado las fotos tan geniales!!
Un beso

Magdalena Troncoso dijo...

yo no tendría problema en probar algo así tiene una pinta estupenda en la foto te han quedado espectaculares

Esmerαlđα• [Recelanđia] dijo...

Ay, pero qué fotos y qué rico todo!
Me parece realmente espectacular, ésto tengo que hacerlo, me enamoré no sólo de la receta, también de las fotos que son una maravilla!
Un beso enorme, Juana

Pamela dijo...

Ayyy mi Juanita bonita! Pero qué es esto que estoy viendo! No puede estar más rico y apetecible este plato callejero y yo me voy contigo por esas callecitas de Calcuta y me como lo que me ofrezcan, que ya no morí de cólera ni hepatitis y ¡habré comido por esas calles de Dios!. Estos panecillos me han parecido de lo más interesantes, y muy buen consejo me has dado de poner los palillos en remojo para que no se quemen, eres una genia!! te dejo un besote y nos vemos

Paula Enredadera dijo...

Y a mí me gusta que nos las enlaces, o que no lo hagas, pero no te calles la historia, ¡me gusta leerte, aunque los sueños de infancia no tengan nada que ver con estos rollos!

Yo siempre quería ser mayor para no tener deberes, y luego quería terminar la universidad para no tener que pasarme tardes estudiando. Sí, pero a la uni podías faltar un día vago, y al trabajo... ¡¡no!!

Mi madre y mi novio se morirían de hambre en Calcuta, ¡dalo por hecho! Si se lo preparo yo, seguro que no ponen tantas pegas... Te quito la receta, me han encantado las parathas, y que hayas puesto cilantro al garam.
Tengo mi tienda de cabecera de especias, pero me gusta conocer stios nuevos, asi que ahora mismo echaré un vistazo al Black Pepper, a ver qué me vnden, seguro que merece la pena una escapadita ;)

Un beso y feliz semanita!!
PD: Odio de envidia tus fotos!!!

Miss Croque Madame dijo...

A mi me encanta hechar la vista atrás de vez en cuando, y recordar esos momentos que te hacen ser como eres y sentir como sientes. Se siente nostalgia a veces, pero miremos hacia delante! que todavía queda mucho bueno por llegar.

A mi me encanta guarrear, sea donde sea... puesto de comida que vemos, puesto que nos lanzamos. A India no hemos ido aun, pero todo llegará. Tampoco nos hemos ganado aun ninguna diarrea por ser tan lanzados, pero seguro que también llegará jajajaja. Hay que abrir la mente, y nuestras fronteras, es la única forma de aprender y de enseñar.

Un abrazo viajero muy grande

Manderley de GuindillayCanela dijo...

Ay Juana, qué me gusta la cocina india, precisamente los otros días fuimos a comer a un restaurante indio.
En cuanto a los recuerdos, a veces cómo me gustaría revivir algunos momentos de mi adolescencia o infancia, sentir otra vez las hormiguillas desde los pies a la cabeza a escuchar una canción o con el roce de ése chico que me gustaba, jajaja... no es que ahora me falte cariño ni nada, pero no es igual la ilusión e inocencia de aquellos tiempos, ¿verdad?

Besos

Nenalinda dijo...

Madre del amor hermosooooooooooo como siempre me dejas con la boca abierta que fotos que recetaaaaaaa que tooooooooo si es que cuando sea mayor quiero ser como tu xiquilla .
No se si en las calles de calcuta seria capaz de comerme este pollo pero echo por ti me lo comeria hasta con los ojos cerrados.
Como siempre una receta y fotos de 20 points.
Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaaaaaaaaaaaa.

Catypol dijo...

No hace mucho, también estaba pensando en qué rápido se pasan los años, no en el mismo sentido que tu pero el tiempo es tiempo igual, así que pensé en el tiempo futuro y me vi que si 40 años pasan deprisa, en un suspiro estaré pasando 40 años más, qué mal cuando de pronto miras hacia delante en vez de hacia atrás, jajaja
La primera vez que supe sobre un Kati Roll de la India fue leyendo un libro que no tenía nada que ver con la cocina, me hizo gracia, como no, ya si la i fuera griega llevaría mi nombre o yo el nombre de un roll...bueno, qué me enrollo, al final lo busqué en Internet y me sorprendió gratamente, ahora solo me queda probarlos que seguro es una delicia.
Un beso guapa

KRIS dijo...

Vale ...y ahora ... después de leerte ¿qué quieres qué yo te diga?

Anonada es poco para como yo me he quedado !!!

Normalmente me fascinan tus recetas, tu buena retórica y tus IMPRESIONANTES fotografías, pero ... lo de hoy ya es que clama al cielo es todo SENCILLAMENTE PERFECTO, lo mires por donde lo mires.

Tú intro es la BOMBA .... los sentimientos esos que se agolpan y te tienen melancólica son bonitos, por lo que te transmiten y por lo que te hicieron sentir y vivir en su momento. Me encantan esos recuerdos.

Yo, ya te comenté, veo que el tiempo vuela cuando veo como crece la "peque" que ya no lo es tanto, ella es la que me devuelve al mundo real y veo lo "mayor" que me hago.

Yo soy bastante escrupulosa en el sentido al que tú te refieres en la cocina, y es cierto que tendría cierto reparo en comer #streetfood en determinados sitios, y la India junto con muchos países árabes sería dónde yo evitaría comer en la calle, que le vamos a hacer, jajajaja, todas no somos tan valientes y decididas como tú brujilla mia.

Sea como fuere .... esta es otra de las recetas que te voy a plagiar, al final me hago un clon de tu blog jajajajaja, pero ... ¿Qué quieres? Si es que me enganchas a tus recetas de una manera sobre humana. Me encanta la manera que tienes de teletransportarme a otros rincones del mundo con tus fotos y tus recetas.

Me voy a seguir comentando , con los ojos haciéndome chirivitas de pensar en este delicioso pollo y en las estupendas parathas, que me han dejado atónita.

Besazos reina mía y GRACIAS por enseñarme tanto

Rosilet {Sugg-r} dijo...

¡cómo te entiendo, señora chiki! el tiempo pasa sin darnos cuenta... hace poco me sentí igual y es una sensación tan agridulce... ojo, más de "saudade" que de nostalgia, que para mí no es lo mismo... y aunque el tiempo haya pasado, ver que no ha sido en vano es lo que cuenta y nos prepara para los años que aún tenemos por vivir. lo mejor es la forma en que lo relatas <3. sí, ya sé, me he enrollado más que un yo-yo... que es martes, hija mía {carita que se parte de risa}
nada, que ya ha salido por la impresora la receta... que un día que no sea martes y en el que tenga la calma suficiente para preparar y luego deleitarme con esta delicia, lo haré y vendré a contarte... seguro que será éxito rotundo en casita!
muchos besos, chiki y a por esos pinchitos con los que nos amenazas para mañana!

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Ya sabes que la comida de la India me encanta. Hoy nos presentas la receta de tal manera que solo falta cerrar los ojos para trasladarse a ese país, creo que me llega el aroma hasta aquí.
Besos.

El Mito del Sofrito dijo...

Hoola Srta Guindilla!
este viaje a Calcuta que nos has proporcionado a través del tiempo, la añoranza y los sentidos es sin duda para dar las gracias!
Ay Guindilla-Babel!, que cosas escribes, que cosas cocinas, como nos gustan!!
Saludos!
Marisa

Silvia dijo...

Me encanta la receta, me encanta tu reflexión. Creo que has dado en el punto exacto en cuanto a la conexión de ambas ideas: nuestra infancia nos formatea. Aun cuando hay quien dijo que debemos ser padres de nuestro futuro y no hijos de nuestro pasado, creo que hay algo en los primeros años de nuestra vida que para bien o mal imprime una mirada particular sobre las cosas. ¡Y qué buen trabajo ha hecho la infancia con vos, Juana querida!
Ojalá todas las personas fuesen tan íntegras y genuinas. Cuánto bien se le haría a esta humanidad que de momento va vituperada y a los saltos de tanto maltraer que a veces le infligimos.
Me guardo esta receta para viernes/sábado por la noche. Y al escribir esto pienso -si no recuerdo mal- que hoy toca pizza en tu casa. Qué disfrutes de tu siembra, Juana, en los frutos magníficos de cariño y gratitud que recogés a diario.

Publicar un comentario

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!