Pizza bianca "al taglio" {#cocinadecine y #callejera}

lunes, 17 de marzo de 2014






Esa noche hacia mucho calor, en el mes de Agosto en Roma es lo normal. Los residentes abandonan la capital en busca de lugares más frescos donde pasar el verano, tan solo quedan un puñado de desafortunados que no tienen vacaciones y miles de turistas como yo, que tal vez, por estar en la bella ciudad, no sufrimos el calor, o al menos lo ignoramos!

Esa noche era especialmente húmeda y bochornosa, en la habitación de mi pequeño hotel el aire no se movía en absoluto. Tal vez debí haber buscado algo más moderno y confortable, pero las vistas sobre la Fontana di Trevi eran tan seductoras que no lo dudé ni un instante. Incluso en ese momento, a esas horas de la madrugada en que veía pasar las horas y no lograba conciliar el sueño... todo era compensado por las maravillosas vistas!
En busca de una pequeña brisa, me asomé al pequeño balcón, tal vez así me dormiría, quien sabe!

No había nadie por la calle, desde mi balcón se oía el agua de la fuente caer, el maullido de un gato... todo era calor, denso calor, en una bella noche de verano. Veía las estrellas, estaba bien.
Cuando pensaba volver  a la cama a intentar dormir, oí la voz de una mujer. Sonaba sensual, melodiosa. Eso me retuvo en la ventana, quería ver el rostro al que pertenecía esa voz!!



Una mujer hermosa, un hombre atrapado en los finos hilos del deseo y las ganas... un baño en la madrugada Romana, como en una película ... apenas unas risas y en unos minutos desaparecieron por las viejas callejuelas.

Quedé mirándolos y sentí que ya no dormiría. El sol comenzaba a despuntar y sabía que deseaba en aquel momento. Salí, apenas tenía que caminar un par de calles, me guiaba mi propio deseo... el olor del viejo horno, el calor que desprenden las pizzas recién hechas ... tenía hambre!

Nuestra querida Mon, "April´s Kitch" para celebrar su 3º aniversario por todo lo alto, nos pide que elijamos una película de los años 50/65 y cocinemos algo para sus protagonistas.
Yo, como soy un poco "rara", decidí primero que quería hacer de comer, así que situé mi pizza "al taglio" en Roma y por último elegí la película. Supongo que muchos habréis notado que hablo de la famosa escena de "La Fontana de Trevi" de "la Dolce Vita" dirigida en 1960 por Federico Fellini y protagonizada por Marcello Mastroianni y Anita Ekberg.




Para mi querida amiga, he querido cocinar algo que saliese de mi, de mis recuerdos, que me represente. La pizza "al Taglio" puede parecer algo terriblemente sencillo, pero os aseguro que si tenéis la suerte de comer una recién hecha, disfrutaréis de una experiencia maravillosa, más aun si os encontráis en la bella ciudad eterna ;)
A caballo entre una pizza Napolitana (de masa muy fina) y una Focaccia, la pizza "al taglio" se hornea en grandes bandejas rectangulares y se cubre con distintos rellenos. La llamada "bianca" lo es por que no lleva tomate y la "rossa" si lo lleva.
Según los recuerdos de mis viajes de infancia, no hay nada más delicioso que levantarse por la mañana, dejarse guiar por el olor que sale de los hornos y panaderías y comprar una porción para disfrutar de algo realmente sencillo y exquisito... eso si, para mi siempre "bianca" ;)






Ingredientes:
- 300 gr de harina de fuerza.
- 1 cucharadita de levadura seca de panadería.
- 1 cucharadita de sal y otra de azúcar.
- 200 ml de agua tibia.

Para la cobertura:
- Tomatitos cherry.
- Bocconcini (bolitas de mozzarella)
- Tomillo fresco.
- Pimienta recién molida.
- Sal Maldon y aceite de oliva virgen.




Preparación:

- Introducir la harina junto la levadura, el azúcar y la sal, en un bol. Añadir el agua a la vez que amasamos hasta formar una bola. Continuar amasando durante unos diez minutos hasta obtener una masa fina y elástica.

- Cortar la masa en dos porciones y darles forma de bola. Dejar reposar sobre una superficie ligeramente enharinada y cubiertas con un paño durante una media hora. Mientras, precalentar el horno a máxima potencia.

- Pasada media hora  estirar cada bola con un rodillo, dándoles una forma alargada hasta que tengan 1 centímetro de grosor aproximadamente y disponer ambas sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.

- Cubrir cada base de pizza con la mozzarella, la pimienta recién molida y un poco de sal. Llevar al horno muy caliente durante unos diez minutos o hasta que su base esté crujiente, tenga un color ligeramente dorado y la masa se hinche ligeramente por algunas partes.

- Una vez fuera del horno, repartir los tomates cortados, el tomillo fresco y un chorrito de aceite. Si lo deseáis podeis añadir más sal.

Esta es una versión libre de la pizza "al taglio", el relleno puede ser de lo más variado y delicioso, pero recordad que esta pizza tiene más "base" que una fina pizza Napolitana sin llegar a ser gruesa como una focaccia..y sobretodo, si viajáis a Italia, no dudéis en desayunar una buena porción mientras paseáis por las bellas calles de sus ciudades!.


 Feliz aniversario mi preciosa Mon!!!!!!






31 comentarios:

Rosa dijo...

Nunca he comido una pizza blanca Juana, la tuya tiene una pinta deliciosa y si además soñamos que la estamos comiendo en Roma, de ahí al cielo. B7ss.

abril dijo...

Mi querida sonrisa sexy...
No esperaba menos de ti...una película apasionada, sensual, hermosa y vital...como lo eres tú!!!!! Cómo me gusta tu elección y tu receta.
Esta pizza es una "novedad" entre los que nos somos doctos en pizza!!! Y me parece que ha de ser una maravilla de sabrosa.
Fotográficamente me parece una belleza y tus fotos, como siempre..... MARVELLEUSE, o más adecuadamente, BELLISSIMAS!!!!!

Gracias mil, mi querida Juana por estar siempre ahí, por ofrecer lo mejor de ti y sonreir. Yo quiero ser como tú!
Loveiu!

Marga n.a dijo...

que pizzaaaaaaaaaaaaaaaaaaa y que peliiiiiiiiiiiiiiiiiiii ole nuestra juanita guindilla !!! que ricura de fotos como siempre , viva la dulce vida y la pizza !!!
BESOSSSSSSSSS de cherry pa ti . muaaaaaaaa

María Alonso dijo...

Qué buenísima pinta para perder el sentido.
Un besote y buena semana.

Manderley de GuindillayCanela dijo...

Juana, es fantástica la pelicula que has elegido e igual de irresistible es la pizza blanca. Me encantan ambas elecciones. Por supuesto tus fotos, tannnn bonitas y llenas de color! La armonía perfecta.

Besos guapa.

María dijo...

Maravillosa receta que nos transporta directamente a Italia, maravillosa película!!!!!
Besos y feliz semana!

Bego{La cocina de Samira} dijo...

Hola !
Cómo me gusta esa película !
Leyéndote me he transportado hasta la ciudad eterna, he sentido el calor de la noche y hasta me he sentido un poco cotilla, vigilando a la pareja ja ja .....pero lo mejor de todo ha sido ir a comprar esa pizza bianca recién horneada, ahora estoy degustándola tan ricamente y sin prisas ......pero los sueños, sueños son, asi que mejor levanto mis posaderas del asiento y me pongo en acción y manos a la masa , no crees ?........Una delicia !
Besinos y feliz semana.

abril dijo...

Cómo me apetece hincarle el diente a esta pizza!!!!!

Pumuky a la cuina dijo...

Grandísima película con una escena que, si has visto, es difícil de olvidar! Y la recreación de esa espectadora voyeur que lo ve todo desde su habitación, me ha encantado!

Y como podía dejar de gustarme esta pizza bianca? Por sencilla que pueda ser, no será menos buena, y servida con el buen hacer y el cariño que te caracteriza, es muy apetecible!

Un besote guapa, y feliz lunes!!

MFe dijo...

Es un concurso que me encanta! estoy ahí dándole vueltas a ver qué se me ocurre, y mientras tanto veo todo lo que estáis haciendo los demás, que, una vez más, me quedo boquiabierta.
Qué pizza tan estupenda Juana!.. y qué color, qué fotos.. yo es que alucino!! Y además acompañada de una gran peli!!

Un besote!

Dolores-MiGranDiversion dijo...

Juana deja de traer cosas tan ricas, la pizza es mi debilidad y que pintaza!!!!
Bss

M. dijo...

Se ve espectacular. ¡Nos has transportado a Roma y eso que no hemos podido oler ni comer esta maravilla! Me ha encantado, tengo que probarla.
Besos.
Marhya (enmilbatallas.com)

Caro dijo...

Querida Juana: Vos sabés como atraerme hasta tu hermoso blog!!! Amo la pizza y la cocina italiana, el año pasado tuve la suerte de estar en Roma y disfrutar de una pizza margherita y un gelato en la Fontana di Trevi!!! Me encantó tu relato, me llevaste allí otra vez! Besos!!!

Evelyn dijo...

No vi la película, pero solo por la escena que cuentas ya resulta emocionante. La misma emoción me iba deparar un buen trozo de esta pizza bianca. Mucha suerte en el concurso. Besiños.

Nenalinda dijo...

Que ziiiiiiiiiiiiii que cuando sea mayor quiero ser como tu que arte que tecnica que toooooooooo tienes ruliña mia si es que dan ganas de lanzarse a dentellas al monitor no hay nada que se te resita muchaaaaaa suerte en el concurso del 3º cumpleblog me ha encantado lo bien que has contado la pelicula y de la pizza que te voy a decir si esta boquiña me pierde a dentellas me liaba con el monitor si pudiera comer un caxin.
Bicos mil potita miaaaaaaaaaaa.

Madame Pépinière dijo...

Riquísima con mis ingredientes favoritos! No he probado esta masa en concreto, pero sé de lo que hablas cuando dices lo de "recién hecha" y el aroma que sale de la `pizzería. Un post muy bonito!
Un beso

Rosa Maria Romero dijo...

Tienen una pinta maravillosa, es totalmente nueva para mi, ya me gustaría comerla recién hecha en la mismísima Roma. Un besito y gracias por enseñármela

Juani dijo...

Tocayita esta pizza tiene que estar maravillosamente deliciosa, como el relato de la película lo has hecho encantadora-mente bien, tienes un don especial para relatar niña, como con todo lo que te pones a hacer, eres genial!!!!! Muchos besitos preciosísima.

Ana Belén Fábrica De Antojos dijo...

Que buena pinta! la verdad que mi destino principal para conocer es italia y no se si algún día podré ir....me encanta el tipo de comida y los monumentos son tan bonitos.... Algun día!
Te ha quedado con una pinta espectacular!
Besos
www.fabricadeantojos.com

CHEZ SILVIA dijo...

Ma belle II ! por fin estoy en tu fantástica cocina a la que adoro por los cuatro costados. La pizza bianca mi debilidad, es lo más en las pizzas, pero creo que me das un trozo de pan y un trozo de queso y te lo alabo igual si viene de ti. Buen relato Juana, si señor!!!! Muakssss

cocido de sopa dijo...

Es que levantarte por la mañana y sentir el aroma del pan recién hecho es algo que suena taaaan romántico que casi parece hasta imposible. Pero ahora pienso en ti, y en tu pueblito, y es muy posible que allí tengas la suerte y el privilegio de tener despertares más bucólicos que los que tenemos quienes vivimos en una ciudad.

La escena que retrata tu entrada es de las más conocidas en el mundo del cine. Tú has hecho el camino al revés: pensar qué cocinar y relacionarlo con un entorno propicio. ¡Y qué bien te ha salido la jugada! Desde luego que comer un buen pan es todo un festín. Yo, me apunto a tu fiesta. Necesito ponerme en modo off.

Mucha suerte, guapa.

Besos y feliz semana.

Bego de AC del Horno dijo...

IMPRESIONANTE!!! Sencillamente impresionante. Desde la forma de comenzar a trabajar (primero el plato y luego la peli) hasta llegar a la cocina, y por supuesto las fotos.

Enhorabuena mi querida Juana y mucha suerte!!!

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Ingredientes sencillos que seguro la hacen deliciosa y unas buenas manos para amasar.
Felicidades a ti por la pizza y a April por su tercer Aniversario!
Besos.

Carolina dijo...

Ay Juana, me has tocado la fibra. Si hay un país que me encantaría visitar es precisamente italia, pero no Roma. Creo que me encantaría conocer cada rincón de ese país. Y si me gustaría conocerlo, más me gustaría probar las delicias que prepparan, como es pizza bianca que nada más que el color que tiene enamora.
Desde luego que con una receta así y con una introducción como esa cuanto menos te hacía finalista del concurso.
Un besazo enorme mi niña

Beatriz Tobegourmet dijo...

JAjaj! me hace gracia que lo hayas hecho al revés! pues no es mala idea!... yo aun estoy pensando... Qué pedazo de pizza! me la como con los ojos! te queda siempre todo tan bien....

KRIS dijo...

Brujaaaaaa que pasadaaa de pizza. Sin enmascarar, sin disfraces, al natural con 4 sencillos ingredientes.

Vistosa, atractiva ....una MARAVILLA.

Después de leerte he cerrado los ojos y me has teletransportado a Italia (que mas quisiera yo estar alli de verdad).

No he visto la pelicula que citas, seguro que es romantica a tope. Italia tiene que ser idílica para sellar y confirmar el amor por nuestras parejas.

Besotes y suerte !!!!

Mary Luz Piñeiro dijo...

Imagino que es una delicia esta pizza tan sencilla y diferente. Desde luego, enamora al primer golpe de vista, qué preciosidad!!! Un besazo y buena semana querida Juanilla!!!

Catypol dijo...

Qué película tan buena! La Dolce Vita, me gusta hasta el título, y por supuesto la escena de la Fontana es preciosa, tanto que la han "imitado" en otras películas de lo impactada que queda la gente al verla, además tiene una fotografía preciosa, y Marcelo tan guuuapooo! en fin! que ganas de volver a verla, pero creo que a Tomás le daría algo, jajaja, él no tiene mucha pasión por las películas antiguas ;)
A él le daré la pizza bianca tan rica que haces, quizás así se anime y comparta la peli, ya me gustaría probarla allí pero me conformaré por ahora.
Un beso bella

Mari Nuri Cake dijo...

Qué recuerdos me ha traído tu pizza y tus comentarios. Amo Roma, he estado en enero y quiero volver a ir. Y tú pizza tiene un aspecto maravilloso y la sencillez en sus ingredientes, la hace más apetecible aún.
Es la primera vez que visito tu blog, y desde luego que no será la última.
Felicidades por tu blog.
Saludos

Paula Enredadera dijo...

Otra de viajes, y esta no solo me ha parecido más evocadora ¡En serio, es que me chifla relacionar viajes con recuerdos y sabores, porque esos nunca se pierden y se pueden revivir en todo momento! Y no solo me gusta ver mis recuerdos, sino los de los demás, ¿no es genial meterse durante un ratito en el viaje de otro?

Aunque soy más de focaccia (es superior a mí), estas pizzas blancas también me encantan, y por mucho que digas que es sencilla, creo que las más buenas que he probado con así, con un poco de tomate o cebolla, alguna hierba, y un toquecito de parmesano, sencillas, pero ideales (de la muerte .P).

Un beso!!!!!

Aurélie dijo...

Juanita, hoy estoy que me pongo al día, y veo esta pizza, esta historia, esta peli...
Enamoraíta me tienes, ¡chula!
Ayyy, en junio me voy a Roma, por primera vez, estoy deseando!!! Ya sé que me encantará, al igual que toda Italia, y tu post me hace más impaciente aún!!
Bueno, yo digo que cuando vaya a veros a Palma, me hagas una pizza de éstas, ¿te parece?
Un besazo grande, preciosa!! Y sigue sacando fotos de éstas tan preciosas, que me regalas la vista! Muas!!

Publicar un comentario

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!