Strawberry pie {la perfecta imperfección}

lunes, 12 de mayo de 2014




Que es para ti perfecto?... para mi, la perfección está en lo imperfecto y si, no estoy desvariando! La belleza de las cosas y las personas, necesita de un contrapunto, un pequeño roto o agujero, una marca del paso del tiempo, una pátina de uso,  un desequilibrio, para ser hermoso... algo que haga recordar que es único y que tiene algo que contar...
Una hogaza de pan hecha de forma artesana, que leva y se cuece al capricho de una corriente de aire, de un día de lluvia.. algo que hará que sea distinta a la de un día anterior, eso es perfección!

El desequilibrio me parece hermoso, odio las perfectas simetrías, disponer los objetos de forma matemática y en perfecta alineación.
Me gustan los muebles de diferentes estilos dentro de una misma habitación, los servicios de mesa desparejados y tantas cosas más, que aunque parezca mentira, para mi resultan armoniosos y bellos..
No me gustan las tartas que como perfectas obras de arte, desafían la gravedad elevándose como una estatua, brillando con su superficie pulida ... me gustan las que son caseras, que nunca salen igual, las que cualquiera que tenga un mínimo de ganas, puede hacer y perfumar su cocina con el olor a hogar, esas tartas de los dibujos animados de mi infancia, que enfriaban en el alféizar de una casa de campo esperando a que un gato las atrapase ;)

Esta tarta es mi idea de la perfección :) es bella en su sencillez, de formas rústicas y poderosas invita a sentirse niñ@ y a cortar un buen pedazo mientras observamos como escapa su rojo relleno y cubre el plato.... y vosotros? quereis volver a sentiros niños e imperfectos? :)





Ingredientes para una tarta de 20 centímetros:

Para la masa:
- 320 gr de harina de trigo.
- 160 gr de mantequilla fría cortada a dados.
- 1 cucharada de manteca.
- 1 pizca de sal.
- De 5 a 7 cucharadas de agua fría, unos 50 ml.

Para el relleno:
- 3 cucharadas de tapioca.
- 2 cucharadas de Maicena.
- 1 cucharadita de canela molida.
- 1 pizca de sal.
- 270 gr de azúcar.
- 900 gr de fresas limpias, sin el rabo y enteras. En caso de que sean muy grandes, partidas en dos.
- Leche para pintar la cobertura y azúcar para espolvorear.




Preparación:

- Introducir todos los ingredientes de la masa salvo el agua en un bol. Trabajar todo con las yemas de los dedos hasta obtener una mezcla harinosa (este proceso es mas rápido y efectivo con un robot) añadir el agua poco a poco y trabajar la masa hasta que forme una bola que no se pegue a las manos. envolver con film alimentario e introducir en la nevera durante una hora como mínimo.

- Mientras tanto, introducir la tapioca, maicena, canela, sal y azúcar en un bol. Remover todo y disponer las fresas limpias y el extracto de vainilla sobre estos elementos secos. Remover y dejar reposar durante una media hora aproximadamente.

- Precalentar el horno a 200º.

- Sacar la masa de la nevera y dividirla en dos procurando que un trozo sea un poco más grande que el otro. Sobre una superficie ligeramente espolvoreada con harina estirar lo más finamente posible el pedazo de masa más grande y forrar con este un molde para tartas de 20 cm que tenga profundidad (esta tarta no es enorme, no intentéis emplear un molde más grande porque os faltará masa) dejando que la masa sobresalga por los lados. Introducir el relleno dentro y reservar mientras estiramos la parte superior.




- Estirar el segundo trozo de masa y antes de disponerlo sobre la tarta, con ayuda de un cortapastas, recortar algún motivo (en mi caso unos pequeños corazones) en el centro, esto además de quedar bonito, ayudará a que el vapor salga durante el horneado.  Cubrir la tarta dejando que los bordes sobresalgan de nuevo.

- Con ayuda de los dedos, presionar ambas masas de forma que queden bien selladas. Cortar la masa sobrante con ayuda de un cuchillo. En ese momento podéis hacer un pequeño e"repulgue" decorativo en el borde. Pintar la capa superior con leche y espolvorear con un poco de azúcar.

- Hornear a 200º durante unos diez minutos. Pasado ese tiempo, bajar la temperatura a 180º y continuar la cocción durante 20/25 minutos más. Si veis que se dora demasiado por arriba os aconsejo que la cubráis con un trozo de papel de aluminio.

- Mi horno es bastante potente, es posible que vuestra tarta necesite un poco más de tiempo para cocerse. Os aconsejo que si tenéis dudas de si está hecha o no, apaguéis el horno y dejéis la tarta un rato más dentro de este... de ese modo se terminará sin quemarse.

- Deliciosa ligeramente templada y servida con una buena bola de helado de vainilla ;)








Feliz semana amig@s!!!!!!!!!!!!!!!



39 comentarios:

Teresa dijo...

Mi Juana bella, yo ya soy imperfecta por naturaleza, jijii, pero volver a la niñez no sé, sobre todo si tengo que volver a pasar por la adolescencia después, uff que va!!!
Tu tarta es perfecta, adoro este tipo de repostería y el resultado lo dice todo, es de una belleza superior!!
Te ha quedado de lujo, esa salsa de fresas me cautiva!!
Mil besos!!!

São Ribeiro dijo...

Eu achei uma tarte perfeita e com morangos impossivel de resistir
Boa semana
bj

Nines del Castillo dijo...

Qué bonita entrada!!! tienes toda la razón;))
Y para mí esta preciosa tarta es absolutamente perfecta y DELICIOSA!!!! Me he quedao extasiada viendo ese corte, dulce y jugoso..ummmmh!!!! mis papilas gustativas están como locas, jaaa, jaaa
Un besito grande y que tengas una semana fantasticamente imperfecta;))

M. dijo...

Este tipo de tartas con también mis preferidas, perfectamente imprefectas. Con aire rústico que las llamo yo ;-) Y esta de hoy de fresas, con lo buenas que están en este momento, para relamaerse y no dejar ni una miga. ¡Vamos, que se me ha antojado!
Besos.
Marhya (enmilbatallas.com)

Patricia Valdivielso dijo...

Que deliciosa tarta! Sencilla, pero riquísima. Me encanta! bss

ANA dijo...

Que bonita entrada, y qué razón tienes. Si todas las cosas con tan imperfectas como esta tarta pues viva la imperfección, porque ahí encontraremos la perfección jejeje. Besos y feliz dia!

Ana

Aisha dijo...

Síiiiii esta es la típica tarta que salía en los dibujos en el alféizar de la ventana... La de veces, siendo niña, que me preguntaba a qué sabría esa tarta.
sssshhhhh entre tú y yo... esas tartas tan plucuamperfectas y altas como rascacielos, me gusta mirarlas, pero ni me motiva comerlas y menos hacerlas... pero tú no se lo digas a nadie, ehhh!!! ;)
Eso sí, esta tuya me la dejo en pendientes, que me tengo que quitar ese gusanillo que llevo desde mi niñez.
besos y feliz semana :)

Manderley de GuindillayCanela dijo...

Pues te doy la razón con la imperfección ya que yo parto de la base que de que la perfección no existe, así que... es como el arte, según qué ojos la miren, así será.

En cuanto a "pie", es perfecto, jajaja que contradictorio no? Pero me encanta!

Besos

Bego{La cocina de Samira} dijo...

Habrá etapa mas bella en nuestra vida que la infancia ?........Creo que no, en ella las preocupaciones no existen y todo se puede alcanzar , por eso es importante atesorar y conservar parte de ese estado de niñez cuando crecemos , para poder seguir conservando la ilusión, por mucho que nos cueste ;)
Y por otro lado, aunque sea contradictorio, esta tarta es perfecta , no se le puede atribuir ninguna imperfección, al contrario , brilla con luz propia !!!
Besinos y feliz semana.

Marga dijo...

jajaj Juana, me rechiflan tus "imperfecciones", yo lo soy porque no me fijo, jajaj y porque no tengo ni idea de fotografía, tu pie es la perfección bsss

abril dijo...

Viva la imperfección, claro que sí!!!! Nada hay más bello que los contrapuntos... la perfección es bella pero cansa enseguida!
Esta tarta por ello no es nada imperfecta...a mi me parece fantástica, muy apetecible y muy sabrosa.... esa capa de azúcar al final....todavía la hace más deseada!
Besos y feliz semana!

Víctor González - Dvicio dijo...

te voy a pasar la factura de un teclado nuevo....no se si me funcionará más con la cantidad ingente de babas que acabo de echarle encima viendo estas fotos.....que rico por DIOOOOOOOS.

Carolina dijo...

Conclusión: Todos somos bellos y perfectos y todo dependerá del cristal con el que se mire, a que sí?, jeje.
Por cierto, me he tenido que sonreír con lo de las tartas de los dibujos, me acordé de ellos pero también me tuve que acordar del Oso Yogui robándola a alguna familia en el parque Yellowstone, jajajaj.
Por cierto, desde "mi cristal" yo creo que esta es una tarta de las perfectas, de las ideales para compartir con la familia o amigos una tarde en una merienda genial acompañada de risas y de recuerdos.
Un besazo mi niña

Mònica Tarradellas dijo...

T'ha quedat igual que les que jo també recordo que, en els dibuixos, deixaven refredar a l'ampit de la finestra...i que a vegades desapareixien a mans de l'entremaliat protagonista!!! En fi..t'ha quedat de pel·lícula!!! Petons!

El Mito del Sofrito dijo...

Eyyy, que has puesto nostálgica a toda la parroquia!!
Compartimos contigo la idea de la belleza de la imperfección. Si está hecho en casa ha de tener ese punto de cosa única.
Ahora la preguntita. La tapioca es absolutamente necesaria, innegociable, imprescindible, impepinable? es que es lo único que me falta para hacer una mise en place en 0,5 segundos y comenzar.
Saludos y petons
Marisa

Evelyn dijo...

Para mi lo perfecto (100%) no existe, pero que quieres que te diga, tu imperfección me encanta, aunque si te digo la verdad de imperfecto no le veo nada, jeje. ¡Ojalá fuera así todo lo imperfecto! Después de este casi trabalenguas decirte por si no te has enterado que me encanta tu entrada, eso sí, para mi "perfecta", jeje. Besiños.

jose antonio mariño dijo...

También me gustan los muebles y los platos desparejados, en eso estamos de acuerdo. Y también en que esta tarta es perfecta.
Un besote.

Mónica García Centeno dijo...

En mi caso es que es imposible que haga algo perfecto, siempre pongo las cosas torcidas porque tengo astigmatismo y veo fatal. Luego soy súper despistada para los detalles, por lo que hago imperfecciones continuas. Ahora si, cocino que lo bordo, pero como tú muchas veces rico e imperfecto. Genial Juana, la receta la pruebo estos días que tengo muchas fresas y me chiflan los pies.
Un beso gordo. Monie

CHEZ SILVIA dijo...

Siempre sabes tocar la fibra sensible de todas a aquellas personas que adoran este tipo de postres, o sea a mi jajaja! Mi Juana por eso te nombro muchas veces porque adoro todo lo que cocinas y fotografias, te aseguro que mirándolas me engordo en todos los sentidos y siempre deseo a estas horas un platito de lo que nos has cocinado. Beso grande preciosa!

Rosa Maria Romero dijo...

Por supuesto que quiero volver a sentirme niña e imperfecta, aunque como me pase creo que no hay vuelta atrás jijiji , a mi, tu tarta me parece de lo más bonito que he visto en años, si me conoces un poquito sabes que te digo la verdad, no puedo con los guapos al uso, me encantan las narices grandes, las bocas plenas y los ojos enormes, las facciones grandes me pueden, como tu preciosa tarta, o lo que es lo mismo como tu dices, la perfecta imperfección. Besitos ;-).

Nenalinda dijo...

Espectaculaaaaaaaar para no variar que arte tienes pesiosa no hay nada que se te resista todo y todo te queda de relujo.
Seguro que este pie de fresas estaba de muerte relenta no lo siguiente.
Viva la imperfeccion y vivas tu que ganas de meter el tenedor e incarle el diente como siempre receta y presentacion son de 10 points, cuando sea mayor quiero ser como tu .
Bicos mil potita miaaaaaaaaa.

Iratxe dijo...

¡Hermoso hermosa!. Mil besos.

mar dijo...

hola colorinesssssss :) oye, pues en eso estoy de acuerdo contigo, compartimos el concepto de perfección. Lo perfecto aburre hasta el extremo, y bueno, eso para quien le parezca perfecto claro!. La tarta me parece una delicia pero antes tengo que ponerme a traducir el libro, que me está encantando ya le he echado el ojo a varias recetas. Un besazo y mil gracias de nuevo por ese 22

Pamela dijo...

Ay mi Juanita linda preciosa! Te lo digo enseguida: a mi infancia no volvería, sólo recuerdo de ese tiempo que quería crecer lo más pronto posible para pasar el mal trago. Pero no tengo malos recuerdos, quizás debería volver para aprender a ser feliz con pequeñas cosas como una tarta imperfecta, por que es cierto, que en la imperfección está la perfección. Tengo una pregunta sí sobre la "tapioca", que para mi son esos granitos duros y blancos que se cocinan en algún líquido, entonces no entiendo cómo es que se cocinan en la tarta, ¿será que los tuyos ya están cocinados? ¿o es una harina de tapioca?. Besitos

Olivia dijo...

Me encantan las tartas rústicas mucho más que las que son esbeltas al milímetro. Como dices, se ve "perfecta". Un beso

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Viva la imperfección!!! Sería tremendamente aburrido si todos fuéramos perfectos, es mejor que cada uno tenga sus características propias, verdad?
Imperfecta, pero preciosa es esta tarta, igualita que las que salían en los dibujos animados, aunque yo no la dejaría al alcance de ningún gato goloso.
Mil besos.

Mayte dijo...

Tu eres bellamente imperfecta!! Y esta tarta por favor es para mi el cielo, ya sabes que las fresas son mi pasión y muero por ellas...esa foto con la masa en crudo y las fresas ahí salvajes y hermosas, dan ganas de devorarla ya y cuando esta con su masa crujiente, el corte...nada que antojada estoy desde hace días!!

Un beso lleno de cariño y mucha buena vibra mi roja!!

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

Que yo no quiero que se acaben las fresas y quedarme sin maravillas como esta...........

Liliana Fuchs dijo...

Pensamos de forma muy parecida, yo también digo siempre que la perfección está en la imperfección! Por ejemplo, el hombre perfecto nunca será perfecto, si no tiene imperfecciones que lo hagan único ;).
Y en la cocina igual, a veces las cosas demasiado perfectas no tienen gracia ninguna, me resultan más apetecibles las imperfectas.
Ay, las "pies" me vuelven loca, y encima con fresas de temporada, deliciosa!

Un abrazo

inês do crasto dijo...

Hola :) Descubrí hoy su blog y me hay gustado muchíssimo! Estamos de acuerdo en que la perfección está en lo imperfecto, pero esta tarta se ve perfecta!

Rosilet {Sugg-r} dijo...

vas a ser la culpable de que yo no haga régimen, señora chiki! no hay cosa que hagas que no quiera preparar! no sé si te copie esta tal cual o la tunee un poco, tengo que ver... pero una cosa es cierta, esta tarta es perfecta {entonces debería copiarla tal cual}... ya veremos qué decido :) déjate de imperfecciones, es preciosa! estoy loquita por hacer algo parecido, ya te lo comenté, así que pronto sabrás de mí!!! solo tengo una curiosidad, en qué momento hiciste la foto del relleno jijijijiji???
¿ya te he dicho que las fotos son espectaculares?
de volver a la niñez, no sé yo... aunque bien podría hacer que el tiempo vaya más lento... que me gusta mi edad :)
feliz tarta de fresa, señora chiki, y feliz casi miércoles!!


Cocina Prêt-á-Porter dijo...

¡Ay Dios Mio! que pasada!!!..perfecta imperfección..ojalá todas las imperfecciones fuesen así. Coincido contigo en que es sencillamente perfecta!!.

Besos!

Kuki

Pumuky a la cuina dijo...

Buenas tardes mi Juana!! Te doy toda la razón, yo pienso igual, la perfección hay que encontrarla en las imperfecciones, en ese toque, punto, o contrapunto que todos tenemos y todo tiene, porqué si no, qué sería de nosotros si fuéramos perfectos? Ahora te explicaré un soberano rollo, así que no pasa nada si no lo lees... un estudio reciente demostró que eran más agradables a la vista las caras simétricas, es decir, las más perfectas, pero a quien vemos guap@s es a l@s que tienen algo de asimetría... es decir, a l@s imperfect@s! Curioso, verdad?

Bueno, y después de la parrafada, perfecta o imperfecta, esta tarta me parece una preciosidad, y las fotos, una delicia... o al revés?

Un besote de miércoles!

KRIS dijo...

Caí rendida a tus pies cuando la vi y hoy me reafirmo !!!!

Esta PERFECTA ... IMPERFECCIÓN es completamente ADORABLE.

Yo estoy contigo en muchos puntos ... adoro las tartas caseras, rústicas .... adoro tener mi propio orden en las cosas aunque otros piensen que está desordenado.

Eso de tener muebles de distintos estilos no me hace tanto "tilín" pero bueno .... que si tú me das un trozo de esta tarta yo acepto lo que sea, jajajaja.

Cuántas veces te he dicho, te digo y te diré que tus fotografías son ESPECIALES, MARAVILLOSAS y dignas de las REVISTAS más famosas del mundo mundial ???

Te quiero brujilda. Besazos

CRYSTAL SÁNCHEZ GONZÁLEZ dijo...

Hola Juana!
Tengo una duda: cuando pones 3 cucharadas de tapioca te refieres a harina de tapioca o a bolitas de tapioca?, perdona mi ignorancia, pero es que aquí en México (al menos donde yo vivo) no es común encontrar tapioca, por suerte yo tengo en bolitas (que me encanta andar comprando cosillas raras)...pero son duras como para ponérselas...ahora que si es harina de tapioca, me puedes decir porque otro ingrediente lo puedo sustituir?
Ojalá me puedas contestar porque la cocinaré hoy en la noche para que sea el poste de mi comida familiar de mañana.

conchi dijo...

Me encanta la imperfección!! Desde niños nos educaron para ser perfectos, si no, no seremos bien aceptados y eso hace que suframos más de una decepción. Ahora bien, cuando descubres que no pasa nada y que es maravilloso ser imperfecto, descubres que se puede ser muy feliz!! Soy imperfecta y me encanta!! Por cierto... ¡¡Una tarta perfecta!!! Besos.

profe dijo...

Muchísimas gracias por la receta. Esta misma mañana nos hemos puesto manos a la obra, y ha salido... exquisita. Sin duda, volveré a hacerla. Como me faltaba la mitad de la mantequilla, puse margarina, y no sé, pero estaba (digo estaba porque ya no queda) especial. De imperfecta nada, esta tarta es...la perfección!

Madame Pépinière dijo...

Esta tarta es la que más hago en casa. Es mi preferida. Qué pintón tiene la tuya!! Yo diría la perfecta perfección ;-)
Un beso

Marga n.a dijo...

uooooooo la voy hacer con melocotones aver que tal .. hummmm que pintorra que pecado que toooooooo :P

Publicar un comentario

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!