Satay de pollo

domingo, 7 de febrero de 2010


Estos últimos días, aunque he cocinado un montón de platillos y he hecho sus fotos correspondientes, he estado bastante holgazana para colgar las recetas y se me han acumulado unas cuantas. Para mi sorpresa, al entrar en el blog, me he encontrado con mi primer seguidor registrado. Con mi típica desconfianza, he pensado que era mi marido o algún amigo para darme ánimos. En fin, sea como sea, esta receta va dedicada al primer seguidor de "La cocina de Babel". ¡Espero que te guste este "Satay"!.
El "Satay" es un plato muy conocido de la cocina Tailandesa a pesar de ser originario de Indonesia. Se cree que lo inventaron los inmigrantes chinos aunque hay quien dice que está influenciado por los árabes (concretamente de su receta de kebab) ya que el auge de este plato coincidió con su llegada al país y los satay más apreciados están hechos con carnes de ternera y cordero que son halal , es decir, productos permitidos por el Islam, no como el cerdo que está prohibido.
Sea como fuere, es un plato bueno, fácil y bonito, así que ¡vamos a por el!.
INGREDIENTES PARA 8 BROCHETAS:
- 2 cucharadas de aceite vegetal.
- 1 cucharada de aceite de sésamo (yo no puse porque no tenía).
- 200 ml. de salsa de soja.
- Zumo de medio limón.
- 700 gr. de solomillo de pollo cortados en dados no muy gordos.
Para la salsa:
- 2 cucharadas de aceite vegetal.
- 1 cebolla pequeña, picada muy fina.
- 1 diente de ajo picado.
- 125 ml. de crema de cacahuete.
- 250 ml. de agua.
- Zumo de medio limón o lima.
- Guindilla molida.
PREPARACIÓN:
- Poner a remojar los palos de madera de las brochetas, de este modo no se quemaran cuando las pongáis en el horno.
- Mezclar los ingredientes de la marinada e introducir el pollo, remover bien . Cubrir con film transparente y guardar en la nevera. Cuanto más tiempo, más sabor.
- Calentar el aceite en una sartén y freír la cebolla hasta que esté blanda, añadir el ajo y remover. Al cabo de unos minutos, introducir la crema de cacahuete, el agua y el zumo. Hervir a fuego lento sin dejar de remover. Añadir más agua si veis que la salsa está demasiado espesa (la consistencia tendría que ser como la de una crema ligera). En ese momento, podéis triturar con la batidora o dejarlo así. Yo lo trituro para que mis hijas no encuentren nada y se lo coman, sólo por eso.
- Precalentar el horno a 200º y ensartar el pollo en las brochetas.
- Asar bajo el grill dándoles la vuelta varias veces unos 15 min. o hasta que estén dorados.
- Servir con la salsa caliente espolvoreada con la guindilla y acompañar con arroz basmati.
¡Buen provecho!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!