Bulgogi #streetfood en Corea {de modas y realidades}

viernes, 30 de octubre de 2015


















A estas alturas quien me sigue desde hace algún tiempo ya sabe el tipo de cocina que me gusta. Soy una mujer de calle, de gustos sencillos y nada apasionada por la alta cocina ni los nombres famosos. Ya sabéis que me gusta viajar, oler, sentir la realidad y los sabores de la calle. Me gusta la comida que se sirve en los pequeños lugares, las tascas, cantinas, puestos callejeros.. Eso es lo que me gusta, sin más.

Me gusta mucho la street food que ahora se ha puesto tan de moda y sin duda cada vez que viajo a una gran ciudad Europea, en especial a Londres, nunca dejo de darme una vuelta por una de las grandes y viejas fabricas habilitadas para acoger a decenas de personas venidas de todos los rincones de mundo, que nos regalan la vista y el paladar con sus exóticos platos. Pero he de confesar que no dejo de sentir que eso no es real, lo percibo como un gran parque temático de la comida de calle, algo cocinado para nuestros gustos y manías Europeas, algo servido y adaptado a la moda que nosotros hemos adoptado y que en un tiempo, sea mucho o poco, cuando la hayamos exprimido y nos aburramos de ella, abandonáremos. Entonces, esas personas que cocinan para nosotros, volverán a sus barrios de extrarradio donde no ponemos el pié, a un pequeño restaurante sin glamour. Tal vez no tengan ni esa suerte y tengan que regresar a sus países, sin nada entre sus manos y volver a cocinar en la calle para las personas para las que esa comida es su realidad, su día a día. Para personas que no arrugan la nariz si ven que la olla no cumple con sus criterios de higiene total y absoluta... Todo volverá a su sitio, al lugar donde esa realidad existe por algo y para algo, donde no es una moda, simplemente es una necesidad y forma de vida real.


El Bulgogi es un famoso plato de la cocina callejera Coreana. Básicamente consiste en finas tiras de carne (preferentemente ternera) marinadas en una mezcla de salsa de soja, jengibre, aceite de sésamo y ajo, que se saltean a fuego vivo y se sirven sobre una hoja de lechuga... Un plato sencillo, fresco y delicioso.

Te animas a probarlo?? :)


Fuente "Bon Appétit" 



Ingredientes para tres o cuatro personas:

- 1/2 kilo de solomillo de ternera o cerdo cortada en finas tiras.
- 1 pera rallada finamente.
- 1 diente de ajo majado.
- 1 cucharada de jengibre picado finamente.
- 1 cucharada de azúcar moreno.
- 2 o 3 cucharadas de salsa de soja suave.
- 1 cucharada de aceite de sésamo.
- 1 cucharadita de chile machacado como ingrediente opcional.

 Para servir:

- 1 pimiento verde cortado en finas rodajas.
- 1 cebolleta cortada en aros.
- Cilantro fresco.
- Hojas de lechuga.
- Arroz de grano largo cocido.




Preparación:

- Introducir en un bol todos los ingredientes salvo los que servirán de acompañamiento. Remover bien el conjunto para que la carne se impregne de los sabores y dejar marinar de una hora a un día entero dentro del frigorífico.

- Calentar una cucharada de aceite de sésamo en un wok, escurrir muy bien la carne de la marinada y freír esta en dos tandas  a fuego muy fuerte hasta que este hecha y con un color ligeramente tostado.

- Servir la carne junto con el pimiento, la cebolleta y el cilantro sobre una hoja de lechuga, regar con un poco de salsa de soja, enrollar y disfrutar!












24 comentarios:

La Rosa Dulce dijo...

Como me guata Juana, carne con jenjibre y pera, buenisimo siempre, aunque deje de ser moda.
Besitos guapa.

Ana Martín dijo...

Madre mía Juana, Que pinta tiene. Me voy animar hacer tu receta! Porque es de 10! Un besazo guapa!

Sergio Velasco Aranguez dijo...

la verdad q la combinacion de ingredientes es espetacular!!! me encanta!!!

Marga n.a dijo...

tuve la suerte de comer en el gran mercado de singapure , alli la cocina coreana esta a la orden del día tambein lo vimos en la isla de sentosa malaisia , fantástico plato , este junto algunas sopas coreanas aun que picantillas son la mar de fabulosas . besos con paillos lolilla

Marga n.a dijo...

tuve la suerte de comer en el gran mercado de singapure , alli la cocina coreana esta a la orden del día tambein lo vimos en la isla de sentosa malaisia , fantástico plato , este junto algunas sopas coreanas aun que picantillas son la mar de fabulosas . besos con paillos lolilla

Evelyn dijo...

Coincido contigo en que no me gusta la alta cocina (y comer con las manos me encanta, jeje). No tuve la suerte de poder viajar y llenarme de otros sabores, y aunque de vez en cuando me animo a probar "cosas raras" en lo de siempre y conocido es donde me siento más comoda. Pero estaría encantada de probar este plato contigo y transportarme a km. de este rinconcito gallego. Besiños, buen finde.

manu dijo...

Dios, que bueno ha de estar este plato!!!!! Todo lo que has puesto está pidiendo a gritos ¡CÓMEME! y es lo que voy a hacer. El primer día que encuentre cilantro fresco, que no veas por aquí lo que cuesta encontrarlo, me pongo. Gracias Por esta receta y que razón tienes en todo lo que explicas!!
Besos con guindilla!!!!

Pamela Palma dijo...

Ayyy mi Juanita preciosa, que se me he puesto la piel de gallina y todo con lo que dices. Cómo me gustaría llevarte a pasear por los pueblos de mi provincia, a eso de las seis de la tarde cuando salen las gentes del trabajo y ya están los carritos instalados con las sopaipillas, picarones, anticuchos, completos, etc, con los que se ganan la vida muchas familias. No puedo dejar de pensar en tí cuando los veo, pero verás que soy tímida y nunca me he animado a fotografiarlos, es que sentiría que estoy siendo demasiado intrusa, pero cuando vengas un día a visitarme te llevaré y nos hartaremos de fritangas y salsas insólitas. En todo caso, esta receta me suena de lo más refinada, la pera rallada y todo, ummm, vamos a tener que probar. Y la foto, qué te voy a decir de la foto!! tu sigue estudiando, aunque no sé cómo podrás mejorar! Besos mi niña y buen finde

Eniko Ostafi dijo...

Yo quiero ir contigo a Corea !
Hola Juana querida! Me llevo a mi hija Tatiana que no es tan tiquis miquis a la hora de comer y le encanta la comida con "iz" oriental ! Le encanta comer con palillos y a mi comer con las manos :D
Me pido una ración de bulgogi si has traído para llevar :D porque he perdido la cita para ir a Corea esta mañana :(
Besos preciosa que tengas un viernes estupendo!

M. dijo...

No lo conocía pero creo que me va a gustar, me ha intrigado sobre todo el uso de la pera. Tengo que probarlo.
Besos.
Marhya (enmilbatallas.com)

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Todo son modas Juana, y como bien dices adaptadas a nuestros gustos occidentales, pero bueno no he probado tu receta, pero me llama la atención y pienso que es muy apetecible.
Feliz finde preciosa.
Miles de besos.

Manoli Diaz dijo...

Tienes razón Juana querida, nos guiamos por las modas y corrientes si mirar lo que tenemos al lado o la calidez de las personas, yo por distintas circunstancias no tengo la experiencia de la comida callejera, y ya me gustaría ya, porque soy de buen comer y porque la receta que traes hoy tiene pinta deliciosa, aunque no la pueda buscar fuera de casa, si que la haré y me la comeré en la terraza para imaginar que estoy contigo en uno de esos puestos callejeros.
Un besito enorme guapísima y feliz finde.

Chez Silvia dijo...

Esta receta bruji va a caer, me encatan el dia que como sola, es un festin. Besitos.

Liliana Fuchs dijo...

Es verdad que hoy hay como dos corrientes de street food... la de moda y la "de verdad". En Madrid se organiza algunos fines de semana un evento de food trucks que se reúnen en una zona a la que acude cada vez más gente, gusta mucho,pero no es esa comida callejera de verdad de la que hablas. A mí también me gusta mucho conocer la comida que se sirve y se disfruta a pie de calle en cada ciudad y en cada país, dice mucho de su cultura. En Suiza por ejemplo hay puestos de salchichas por todos lados, siempre servidas con un trozaco de pan, mostaza y a veces una porción de Rösti :).

Mi novio babeará cuando le prepare tu receta de hoy!

Nuria Eme dijo...

Esta es de la comida callejera, de la wena, como tú.
Besotes.

Nuria Eme dijo...

Vuelvo, acabo de enseñársela a mi hija . . . babeando está.
Besotes.

Aisha dijo...

A mí la comida coreana me encanta, de hecho he tenido la suerte de probar la casera... una delicia!
Estoy muy de acuerdo con tu reflexión.... todo en esta vida lo exprimimos y lo tiramos... deberíamos pararnos a pensar, sinceramente.
besos

Migas en la mesa dijo...

En Madrid la comida callejera tiene más postureo que autenticidad. He estado en algún evento de food trucks, y sinceramente, impostura.

Cosas que parecen originales y no lo son. No lo son las especias, los picantes, la forma de servirlo aséptica y euroepa, y muchos de los cocineros, al menos aquí, son pijos aburridos que un día decidieron que lo mismo cocinaban o algo. Con honrosas excepciones.

Espero ver un puesto callejero de un balinés o de una pakistaní ofreciendo la verdadera comida originaria de su país, lo que ellos compran cuando comen por la calle... esa, esa es la que quiero yo. Para asepsia europea ya tengo los bares de aquí.

Dolores-MiGranDiversion dijo...

Wooowwww pedazo bruja estas hecha, siempre provocando con todas estas delicias
Bss

Marga dijo...

qué maravilla Juana, excelente receta con una presentación de millllllllllllllllll bssss

mar dijo...

hoy vengo sin tiempo tan sólo decirte que me ha maravillado tu receta callejera de hoy :) y que por supuesto la tendré presente (porque misteriosamente tengo todos los ingredientes). Un besazo de colores

Nury ruri dijo...

Pues riquísimo parece. Creo que sí me voy a animar.
Saludos.

Laube Leal dijo...

Me pasa como a ti, Juana, aunque yo añado que, aparte de la cocina callejera, adoro la cocina muy casera, la que hacen (hacían) todas las madres del mundo para sacar adelante a sus "polluelos". Yo soy de potajes, pescados enteros sobre un plato con un poco de mojo y una ensalada, cosa que jamás ha faltado en la mesa de mis padres y ahora en la mía.

En cuestión de gustos, me chifla la cocina italiana (no solo las pastas) y las asiáticas en general, sobre todo por cómo juegan con los colores y los equilibrios entre los distintos sabores. Detesto esa nueva cocina que a mí no me llena la barriga y en la que no soy capaz de identificar ningún bocado, porque todo parece una competición de a ver si adivinas qué es. Yo necesito saber que eso es un tomate no un aire que evoca a un tomate.

Efectivamente... Parece que pueda ser una moda, aunque solo para quienes en el fondo se dejan influir. Quienes vivimos la comida de otro modo sabemos que la buena comida, la que se hace en las casas y se saca a la calle, perdurará.

Un plato precioso. Por cierto, ¿sabías que en Gran Canaria tenemos la comunidad coreana mayor de toda España y una de las mayores de Europa? Pues sí... Tengo que enseñarte mi coreano favorito. :)

Muacccccccccccccc

Mar dijo...

Nó hay nada como probar la comida in situ, en esos restaurantes de barrio, esos puestos perdidos en la ciudad....Sula ser una delicia...
Besotes y que pases una magnífica semana

Publicar un comentario en la entrada

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!