Bao buns al estilo de Pekín {deliciosos bollos cocidos al vapor}

viernes, 19 de febrero de 2016




La maleta preparada, dentro un par de camisetas, ropa interior y mi falda favorita... En realidad qué más me hacia falta para pasar menos de tres días en una de mis ciudades más amadas??? Tan solo eso y las personas a las que iba a ver, solo eso.

Es tan agradable salir a veces de la rutina, compartir pequeños momentos insignificantes con personas que los hacen grandes. Reír por tonterías hasta que te caen las lágrimas, compartir habitación con mujeres maravillosas y hablar hasta que vence el sueño. Conocer al fin a amigas que llevan años en tu vida y cenar en casa de personas realmente especiales que consiguen robarte el corazón con deliciosa comida y conversación hermosa  ... Esas son las pequeñas cosas que me merecen en la vida, las cosas por las que mi mundo gira feliz y por esa razón, desde que regresé de Madrid hace ya casi dos semanas, no dejaba de pensar en que tal vez, no les dije lo suficiente a esas personas que son importantes para mi... Gracias Cristina, gracias Caty, gracias María y sin duda, gracias Raúl y David.

Y como todo lo que cocino siempre suele tener un nexo de unión con lo que cuento, hoy os quería hablar de unos deliciosos bollos que hacía tiempo tenía ganas de hacer y que compartí con mis amigas en Madrid. En China reciben el nombre de baozí, en Taiwán gua bao y en Europa los conocemos como bao buns, su nombre en inglés... Se llamen como se llamen, son unos deliciosos bollos que sus ingredientes no varían en exceso de cualquier pan al que estamos acostumbrados, aunque su cocción al vapor le confiere su aspecto blanco inmaculado, que lejos de quitarle glamour, los hace aún más atractivos, si cabe.
El relleno es variado, panceta ahumada, pato, pollo, he incluso gambas. Todo ello siempre acompañado de algún vegetal que le da un punto crujiente y fresco.

Si quieres sentirte lejos y viajar con los sabores, no dejes de probar este delicioso bocado street food, porque sí.... Este bollo mola más en la calle, con los dedos repletos de salsa y una cerveza fría en la mano que te queda libre ;)





Ingredientes para cuatro bollos deliciosos y grandes:

Para los "Bao":
- 275 gr de harina de fuerza.
- 1 cucharada de azúcar.
- 1/2 cucharadita de sal.
- 10 gr de levadura fresca disuelta en una cucharada de agua tibia.
- 25 ml de leche.
- 1 cucharada de aceite vegetal y un poco más para pintar los bollos.
- 1 cucharada de vinagre de arroz.
- 1 cucharadita de levadura química.
- Un palillo de madera chino para dar forma a los bollos.

Para el relleno y montaje de los "Bao":
- Un muslo de pollo bien grande.
- Salsa hoisin*.
- 2 pepinos "mini" o uno grande cortado en tiras finas.
- 2 cebolletas cortadas a lo largo en finas tiras.

* Salsa para mojar típica de la comida China, empleada en el conocido pato pequinés, o en los rollitos de primavera.







Preparación:

- Calentar el horno a 200º. Engrasar una bandeja de hornear, frotar el pollo por todas partes con salsa hoisin y disponer este en la bandeja engrasada. Hornear durante unos 20 minutos, pasado ese tiempo bajar la temperatura a 175º y continuar horneando hasta que la carne se separe del hueso y se deshaga con facilidad, una hora aproximadamente dependiendo de vuestro horno. Dejar enfriar.

- Mientras se hace el pollo, en un bol grande introducir la harina y resto de ingredientes de los bollos excepto la levadura química. Añadir 100 ml de agua templada y amasar hasta formar una bola que no se pegue a las manos. Puede que tengáis que añadir un poco más de agua dependiendo del tipo de harina que empleéis, en ese caso hacerlo muy poco a poco mientras amasáis durante unos diez minutos más. La masa no debe pegarse a las manos y ser suave y elástica. Formar una bola y dejar reposar en un bol ligeramente engrasado cubierto con un trapo hasta que la masa doble su tamaño, unas dos horas en invierno.

- Mientras, retirar la piel del pollo, reservar y desmenuzar la carne con los dedos. Reservar todo hasta la hora del montaje de los bollos.

- Una vez la masa haya doblado su tamaño, aplastarla con los nudillos para desgasificar. Aplastar con las manos y espolvorear la levadura química sobre esta. Amasar durante unos cinco minutos y volver a dar a la masa forma de bola que cortaremos en cuatro trozos. Dar forma de de bola a cada pedazo y dejar reposar unos minutos.

- Estirar cada bola de masa hasta que tenga un grosor de 1 cm más o menos. Pintar la superficie con aceite vegetal  y engrasar a su vez el palillo chino. Disponer el palillo en el centro de la masa estirada y engrasada y doblar esta sobre si misma. Retirar el palillo con mucho cuidado y repetir la operación con los otros tres pedazos de masa. Dejar levar los bollos cubiertos por un trapo durante una hora aproximadamente o hasta que se hayan hinchado.

- Calentar agua hasta que hierva en una vaporera que habremos forrado con papel vegetal y cocer los bollos por tandas en ella durante unos diez minutos.

- Una vez hechos, dejar que se enfríen ligeramente, untar cada bollo con salsa hoisin y rellenar con el pollo desmenuzado, un pedacito de piel asada, pepino y cebolleta.



22 comentarios:

manu dijo...

Juana, no veas como me molan estos panes y con el relleno...pero ya me has matado con la salsa. Esta dichosa salsa Hoisin es mi perdición. La pongo en todo, como mi hijo la mostaza. En casa somos de extremos. Cuando algo nos gusta, no tenemos medida....Justo anteayer la compré.
Besos hermosa

KRIS dijo...

Y la vida te regala momentos preciosos con gente preciosa.

Y disfrutas esos momentos como si no hubiera mañana.

Y sales de la rutina en muchos aspectos, y conoces gente y comes cosas que jamás has probado, y te gustan y quieres repetir pero siempre con las personas adecuadas, las que te hacen sentir y te hacen vibrar y reír e incluso hasta llorar, pero de felicidad.

Y anhelas otra escapada fugaz para revivir todo lo que has vivido la anterior vez. Pero mientras llega ese momento lo mejor es disfrutar con entradas y recetas como esta.

Sabes cuanto me gustó, en general todo, pero esto fue exquisito, esa esponjosidad, esa textura, esos sabores, que hoy dos semanas después recuerdo gracias a ti.

Te quiero brujilla. Eres maravillosa. Gracias siempre

Pd. Se te olvidó decir que en esa maleta venía también una sobrasada jajajaja

Ahh y esa "famosa" salsa ¿dónde la encuentro?

Carmen dijo...

Como siempre maravillosa fotografía y excelente receta, qué gusto da pasear por tu "casa", contigo viajamos a lugares lejanos y siempre nos quedamos con ganas de más...
Un besote bruji <3 <3

Mónica García Centeno dijo...

Esta la estaba yo esperando! Me rechiflan, y me encanta poder meterme dentro lo que a uno le apetezca. Sin duda lo mejor de este mundo es compartir. Momentos, comidas, charlas, abrazos, compartir con los demás lo q pasa por tu cabeza, te gusta o te disgusta es vivir más, por eso tú te vas a hacer viejita compartiendo 😂😂 un beso y buen finde.
Monie

Patricia Valdivielso dijo...

Me encanta la receta, no sólo las fotos son preciosas, sino que tiene una pinta fabulosa estos panes y estoy segura de que tienen que estar tremendos, tomo buena nota de esta rica receta ;)

M. dijo...

Que pintaza, Juana. Sé que en casa nos van a gustar, ¡cuánto apetece ir probando distintos sabores y viajar así cuando no se puede hacer de otra manera!
Apuntado queda.
Besos.
Marhya (enmilbatallas.com)

Aisha dijo...

Tú sí que sabes vender hasta un ajo... ya me has creado necesidad de comer estos bao buns, aunque sea en el balcón de mi casa... Qué rico!
Estoy contigo en que hay veces que se conjuntas los astros y tres días pueden ser todo un oasis de felicidad.
besos guapa

Te de Ternura dijo...

HOLA QUERIDA NIÑA... Has logrado transmitirme una sensación de complicidad, cariño, amistad, y momentos difíciles de olvidar.
Si a eso le añadimos tus bollitos, rellenos de cositas sabrosas que me han abierto el apetito hasta el punto de adelantar mi comida, pués ya habrá valido la pena entrar en tu rincón. Aunque venir a visitarte, siempre es una gozada para los sentidos.
UN ABRAZO GUAPA SIGUE DISFRUTANDO DE LA VIDA, QUE SE ESCAPA A PASOS DE GIGANTE.
Conxita

Mi toque en la cocina dijo...

No sabes las ganas que tengo de probarlos. En Japón probé una cosa parecida y se me hace la boca agua solo de recordarlo. Como siempre unas fotos maravillosas.
Un besito mi querida Juana.

Chez Silvia dijo...

Me quedé maravillada el día que hice la receta, está claro que van a ser un referente en mi familia y más teniendo a mi hija alli por varios meses. Cuando vaya a Taiwan prometo foto jejejeje pero alli no hay wiitiharina . Un besazo.

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

No los he probado nunca, pero después de leer el post ya me han entrado ganas y es que además te han quedado tan y tan bonitos que ahora mismo me lo comería sin dudar.
Di que si, disfruta de la vida que eso es lo que nos llevamos.
Besos mi linda Juana!!

Catypol dijo...

A me gustaría comerlos otra vez, en vuestra compañía siempre tanto si es aquí como allí, fue un fin de semana en que mi cuerpo pasó mucho frío pero mi corazón se lleno de felicidad, reír como lo hicimos y disfrutar de vuestra compañía siempre es como un abrazo con mucho amor...por otra parte me gustaron muchísimo los bao que comimos, ahora ya tengo tú receta para probarlo en casa, gracias mi reina bonita, sigue así de linda siempre. Loviu

Marga n.a dijo...

ooh que me gustan con pato o pollo incluso con vegetales solos en el hotel de singapure cada dia habia un cocinero de cada pais que elaboraba lo mejor de lo mejor en baozis redondos alargados dulces o salados . por lo menos me comi uno por dia incluso en la bahia de singapure hay un restaurante exquisito de ellos . besos feliz finde mi bella lola

abril dijo...

ay, nena, tu si que molas... un huevo. Esta entrada ha sido preciosa, tierna, estremecedora. Que ganas de achucharte, mi #bravebrujita, mi #gorrionmojado .... Qué envidia de fin de semana, con esa cena gloriosa... guai! vivir el presente, estos regalos de la vida no son nada.
Que maravilla de bao bao, o de como les quieras llamar...que fotos, como siempre, divinas de las muerte. Molas, molas,....molas un huevo.

Nenalinda dijo...

Que pena no estar mas cerca con las ganas que tengo de conocerte y achucharte ,no sabes la envidia (sana)que me entra cuando veo las fotos de vuestros encuentros , es lo que tiene vivir tan alejada de todo.
Me alegra mucho hayas disfruatdo tando de esos dias ,ojala algun dia podamos hacerlo juntas.
Los panes de relujoooooooooo no lo siguiente y seguro estaban de muerte relenta no lo siguiente que pena no poder catar uno uummmmmmm.
Cuando sea mayor quiero ser como tu que arte tienes .
Bicos mil y feliz finde potita mia.

La Rosa Dulce dijo...

Nunca he hecho bollis al vapor, tengo que probarlos porque se ven deliciosos.
B7ss

María Belén Delgado Pulgar dijo...

No los he probado nunca pero, tienen una pinta deliciosa.
Besinos
El toque de Belén

Marga dijo...

ayyyy mi querida revolvina, qué importante es viajar con gente que te aporte tranquilidad, diversión, risas!!!! muy recomendable, eso sí!! no es tan sencillo. Creo que en este viaje os sentaron mejor los bao buns que los benedict, jejeje, a los primeros les das el toque de perfección con tus fotos, eres una gran artista!!! por cierto ¿en tu maleta no metiste la media negra y el rouge? no me lo puedo creer, jejej, bsss

Manoli Diaz dijo...

Que alegria pasar esos momentos inolvidables con amigos y degustano comidas y risas, me encantaría poder compartirlos también aunque siempre que te leo me trasmites tantas sensaciones que casi me veo ahí, al igual que estos panecillos madre mía que pintaza y que relleno, tienes razón que pringados los dedos y una cerveza en al otra mano será como más se disfrute.
Un besito enorme y feliz finde.

Los chatos Chefs dijo...

Que buenos!! yo los hice el mes pasado para el reto " Cooking the chef" de Joan Roca, es una receta estupenda de verdad!!

elosoconbotas dijo...

Sumergido entre tomas, montajes y ediciones no había podido sentarme y escribirte. Gracias por lo que a nosotros nos toca, fue una noche sencilla, con ganas de disfrutar de la compañía -y mira que nos hemos reído a "mogollones" ehhh- sin esperar nada de nada. Disfrutar de la buena compañía y la buena charla -pero sencilla- es lo que mas me gusta cuando nos ponemos las botas en casa. No será la última vez estoy seguro, pronto repetiremos. Un fuerte abrazo Juana Piparra ;)

Nuria Eme dijo...

Hola guapísima !!!
Mi hija, que lleva muchos meses en plan oriental y le tira todo lo de allí como si tuviéramos un gen perdido me tiene loca probando productos y recetas. Estos bollos están en la lista de "ya" así que ha sido abrir tu blog y enseñárselo, la expresión ha sido al unísimo: qué fotazos !!!
Y lo siguiente un reto, mi hija dice que es una masa difícil, que no sabe si lo conseguiré . . . ufff ya sabes que las masas me pierden y que me reten más jaja
Ya te contaré, si me los comí con honra o los tiré en silencio y sin testigos :)
Me alegro de esas escapadas, cortas pero intensas, aunque mientras las recuerdas vividamente, te dan pilas para unos meses.
Besotes gordos mi querida Juana, mi danzarina preferida ;)

Publicar un comentario en la entrada

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!