La plus belle brioche du monde

viernes, 11 de marzo de 2016




























Hace poco leí algo, ya no recuerdo donde, ni tan siquiera recuerdo el texto en su totalidad, pues en cuanto lo terminé, lo mastiqué mentalmente he hice mío, añadiendo y quitando, elaborando mi propia visión del tema.

Parece ser que las redes sociales nos hacen daño y no me refiero al manido tema de que nos enganchan, de que vivimos demasiado pendientes de ellas y tantas cosas más que han sido escritas y descritas. Parecer ser que además, pueden causar dolor y baja autoestima.
Cada día vemos y leemos lo bien que hacen todo la mayoría de los que nos rodean en este mundo virtual y de algún modo eso nos empuja a querer superarnos, a ser igual que esos "afortunados"... Y bueno, es genial tener espíritu de superación y querer mejorar, pero yo me pregunto ¿¿hasta qué punto??

Cada amanecer es un reto, conseguir una foto más hermosa que la anterior, encontrar "la receta" que brille entre todas las demás, escribir los textos más originales y ocurrentes, cada día más, más y más.
Yo, a mis cuarenta y cinco años, he derramado lagrimas cuando al subir una foto, las personas que para mí era importante que las reconociesen, la ignoraron y eso no es normal.
Siempre, siempre, habrá alguien mejor. Más joven, más guapo, más artista, con más chispa, o ni tan siquiera eso, simplemente se venderá mejor y eso en redes, lo tendremos siempre a nuestro alrededor.
Antes, nuestro pequeño ego solo tenía que demostrase algo ante las personas cercanas, no teníamos que trabajar tan duro, ya que al fin y al cabo, nos movíamos en un pequeño terreno donde cada uno tenía un lugar relativamente cómodo. Ahora, por propia voluntad, nos sometemos a evaluación cada día, colgamos algo en las redes buscando nuestro pequeño minuto de gloria, queremos "likes" y no somos conscientes de que ese minuto es algo falso, un minuto que se otorga muchas veces más por interés que por verdadera apreciación de lo que mostramos y así, a veces, nos hacemos daño cuando no recibimos lo esperado.

Yo nunca he sido la reina de la autoestima, pero siempre me gustó ser como soy, con mis particularidades que me hacen ser yo. Al leer ese artículo me di cuenta de lo fácil que es poner en manos de las redes y de personas a quien no importamos, el amor propio... Algo que jamás deberíamos perder.
Soy lo que soy, hago mis fotos como puedo, tratando de ser yo y no copiar a nadie, soy sincera, amiga de mis amigos. No sé si tengo chispa y soy consciente de que hay millones de personas más jóvenes, guapas o inteligentes que yo, contra eso no puedo, ni quiero luchar, además me he dado cuenta de que me gusta ser yo.


¿Y tú? ¿Nunca has sentido lo mismo?

























Ingredientes:
- 15 gr de levadura fresca de panadería.
- 1 cucharada sopera de leche tibia.
- 300 gr de harina de fuerza.
- 50 gr de azúcar.
- 3 huevos medianos y una yema para el glaseado.
- 100 gr de mantequilla fria.
- Una pizca de sal.







Preparación:

- Disolver la levadura en la cucharada de leche.

- Introducir la harina, la sal, huevos enteros, azúcar y leche con levadura en el bol de una amasadora, o en un bol normal, en caso de que no tengáis.

- Si empleáis una amasadora, amasar durante unos cinco minutos a velocidad media. Añadir la mantequilla cortada en pedacitos poco a poco mientras continuáis amasando durante unos ocho o diez minutos, siempre a velocidad media. Cuando veáis que la masa comienza a despegarse de las paredes ya estará lista.

- Si no tenéis amasadora, tendréis que hacer ese proceso a mano, tardareis un poco más, pero pensad en los brazos tan bonitos que se os pondrán ;)

- Una vez la masa lista, darle forma de bola e introducir en un bol ligeramente engrasado y dejar levar cubierta por un trapo en un lugar protegido de corrientes de aire (yo lo suelo hacer dentro del horno) durante unas dos horas.

- Una vez la masa haya doblado de tamaño, aplastar con los nudillos para desgasificar. doblarla varias veces sobre ella misma, darle forma de bola de nuevo y volver a introducir en un bol cubierta con un trapo. Dejarla reposar durante unas cinco horas, o toda la noche en el frigorífico, esto nos permitirá trabajarla mucho mejor al día siguiente.

- Pasado el tiempo de reposo, dividir la masa en pedazos de unos 80 gramos y darles forma de bola. Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y disponer las bolas de masa unas junto a otras dejando unos dos cm de separación entre ellas. Dejar levar durante una horas, o hasta que hayan doblado de tamaño.

- Encender el horno a 180º, pintar la superficie de las brioches con la yema de huevo batido y hornear durante unos 20 minutos, o hasta que la cocina huela a brioche recién hecha.. No es una tontería, yo sé que el pan y los bollos están listos porque de repente se nota el delicioso olor




Feliz fin de semana :)



24 comentarios:

KRIS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
KRIS dijo...

Para tener un blog hay que aprender idiomas jajajaja, empezamos escribiendo en español, luego vino el bilinguismo, inglés y español (si en ese orden) será que da más categoría ¿no? Y ahora vienes tu con el francés, menos mal que sólo es el título de la entrada, jajajaja.

La verdad es que no sólo de likes vive el ser humano, pero es cierto que cuando te esfuerzas en lo que haces,te gusta ver un reconocimiento, ya sea con likes o si es alguien más cercano con una palabra bonita, y si no lo consigues te frustras, te enojas y te desilusionas. Yo tanto como llorar noo, pero es que tu eres muy pasional bruji.

A mi se me va a olvidar publicar, que estrés de vida.

Tu brioche se ve espectacular, y babeo solo de imaginar darle un bocado, pero como no puedo me conformaré con ADMIRAR tus fotografías.

Besos linda y feliz fin de semana

Carmen dijo...

Sabes, yo tengo una teoría, quien más interesado está en ofrecer una imagen idílica de sí mismo, es quién más alejado está de su realidad, no hay nadie que sea tan super mega feliz, ni la vida le trata tan bien como nos quieres hacer creer, todos tenemos nuestras miserias, nuestras vergüenzas y nuestros malos rollos y lo único que hacen es engañarse a sí mismos y a unos pocos inocentes que se creen todo lo que ven...
La textura de tu brioche es fantastica, esa masa que se separa en láminas es pura perfección!!!
Un besote bien fuerte mi bruji querida

abril dijo...

Mi #bravebrujita ... la autoestima ese valor tan difícil de equilibrar. Es como el potasio del cuerpo, que es lo primero que se pierde cuando se está a dieta estricta...jajaja quiero decir....que la autoestima parece un valor del cuerpo que a veces está equilibrado y otras en franca desmejoría. Con vitaminas, jenjibre, rayos de sol aumentamos nuestro nivel vitamínico/Mineral en el organismo. No es raro pues, que nuestros estados anímicos necesiten también elementos externos para llegar al nivel óptimo. Si, todo esto es un juego de egos, intereses, y sobretodo frugalidad..... así que no deberíamos apoyar tanto en algo que significa un segundo en la vida de quién aprieta un like.... Es un segundo que puede hacer que un post, a veces, se quede atrás o en base a comentarios continuos siga apareciendo en primera plana en FB... no sé, mi niña, todo es muy relativo.
No quiero hablar de autoestimas, porque es también mi talón de Aquiles y el de mucha gente que está por aquí. Precisamente, el pretendido anonimato, nos hace más fuertes respecto a ésta....de un modo falso también, porque somos quienes somos y aunque la gente no sepa quien eres, las cosas duelen igual o satisfacen del miemo modo.
Sólo terminar diciendo que no debes dudar. Siempre habrá más y menos por delante y por detrás....pero siempre tu serás #mibravebrujita y eso no lo cambia nadie...ni nuevas bloggers ni viejas glorias. Y como yo, piensa todo el mundo que te adora....que es mucho. Arriba tu potasio, linda!
Sobre el brioche............. mmmmm que ojalá tuviera uno entre las manos. Fotos como siempre, más deseables que el mejor de los aparadores.
You are great Darling!

KRIS dijo...

Sigo dándole vueltas al tema, así que aquí estoy otra vez

Sabes que yo autoestima CERO PATATERO, me cuesta un triunfo ver cosas positivas en mí o en lo que hago, siempre tengo gente (tu entre ellas) detrás dándome aliento y esos pequeños empujoncitos que "tod@s" necesitamos en nuestro día a día.

Gente que me quiere, y no me regalan los oídos, no, lo que hacen es darme consejos para intentar superarme cada día un poquito más. A toda esa gente GRACIAS.

Y bueno tu eres fuerte Juana, tienes garra, si hubieras querido, te hubieras comido el mundo, pero también es verdad que tu eres más terrenal, no te gusta el glamour, las estrellas, eres más campechana (a pesar de vivir en un palacete, jajajaja) y a mi me gustas así como eres, y siempre que tenga oportunidad te reconoceré tu maravilloso trabajo, el original, el currado, el que conlleva esfuerzo y sacrificio, así que mi like siempre lo tendrás porque lo mereces.

Y creo que #FIN que vaya chapa te he pegado hoy, verás cuando salgas de clase y me vuelvas a leer.

Besos. Loviu mi brujilinda

M. dijo...

Yo me siento feliz en mis múltiples imperfecciones, aunque momentos malos siempre hay en la vida, pero no me exijo en exceso, lo cuál sé que es un defecto porque de exigirse se supera uno en todo... Quiero mejorar en cosas pero no me llevo malos ratos si no lo consigo, generalmente. No sé si eso dice muy poco de mi, pero no me apetece entrar en esos juegos y si en la vida "real" ya me descuelgo de todo, en la "virtual" (y entrocomillo ambas porque ambas son reales en verdad) ni te cuento.
A mi me encanta venir a verte, tus fotografías me parecen siempre una pasada, y te lo he dicho más veces porque es así, me encantan, me atraen, hace que me apetezca siempre probar el plato incluso antes de leer los ingredientes. Como estos bollos superapetecibles de hoy.
Juana, guapa, pasa de todo y de todos, disfruta de la satisfacción de hacer algo rico, fotografiarlo así de precioso y de comerlo con los tuyos, y de endiosamientos blogueriles y cosas por el estilo, pasando, que la vida es muy corta y no hay que dejar lugar a lo que no nos ayuda a ser felices.
¡¡¡Muchos besos!!!
Marhya (enmilbatallas.com)

La Rosa Dulce dijo...

No hay nada como un buen brioche y café con leche calentito, qué maravilla después de una larga semana de trabajo.
Besitos linda.

La Morena en la cocina ¡¡¡Que follón¡¡¡ dijo...

Pues sí mi querida Juana yo también he sentido muchas veces lo mismo y por esa razón pongo tierra y tiempo por medio muy a menudo. Yo tampoco soy la reina de la autoestima y me gusta y anima cuando quien me importa me aconseja y me rectifica algo de lo que hago, porque con eso aprendo, los likes fáciles y los muchos comentarios en el blog ya aprendí lo que significaban y siendo sincera sí me frustraron porque sí me los creí. Pero así es la vida y no hay que frustrarse y por supuesto NO llorar, solo hay que seguir aprendiendo y sobre todo disfrutando y eso creo que se nota en lo que tú haces. Sentimiento, alegría y mucho amor. Buen finde
Se me olvidaba, esta receta por supuesto que también la haré.��������

retceteras.com dijo...

Hola Srta. Guindilla, que me has atraído hacia aquí con esa imagen de brioche très belle y me encuentro con tu disertación sobre la ansiedad en la red... en esos casos, mejor un brioche !! sin duda algunaa.
Me pongo con las manos en la masa en breves minutos que si los puedo hornear mañana por la mañana me van a proporcionar un desayuno de sábado absoluto,me acordaré de ti cuando salgan del horno!
Molts petonets
Marisa

Raquel dijo...

El brioche ha sido mi asignata pendiente hasta la semana pasada, que fue cuando dije, y qué tengo que perder si no me sale?, apenas unos gramos de harina y unos huevos, y qué es eso? El resultado fue magnífico, no solo porque el brioche estaba espectacular, sino porque ( aunque parezca una chorrada), me sentí poderosa, triunfadora. Lo había hecho y lo había hecho yo sola.
En cuanto a la autoestima, tengo blog desde hace casi 5 años y en este tiempo ni uno solo de mis amigos( más directos) ha hecho una de mis recetas o escrito un solo comentario en el blog, sin embargo sé que para ellos yo soy su referente y para mí eso es suficiente.
Yo no escribo para los demás, escribo para los mios, hace tiempo que dejé de pensar que era la mejor, bueno, creo que nunca lo he pensado. Simplemente me encanta cocinar y se me da más o menos bien

manu dijo...

Sabes? Pensaba que con la edad la autoestima la tenía superada y que creo que me siento fuerte y poderosa, que las cosas ya no me hacen daño como antes, que se sacarme de encima lo que no me es prescindible e interesante. Pues si, la edad y la vida, digamos la experiencia del vivir día a día te da una visión mas lejana de todo y no dejas entrar lo prescindible. Pero la autoestima... ay..... Esta palabra tan difícil.... Crees que te comes el mundo y en un momento se viene todo abajo. Pero también es bueno saber que no se tiene todo y que siempre hay algo por lo que crecer. Voy a hacer 64 años, Madre mía!! y aún tengo mucho por aprender y sabes? eso es lo que le da sal a la vida. Aprender cada día, crecer cada día.
Tenemos que dejar de estar pendientes de los like, hacer las cosas por que queremos y nos hace ilusión y no por el que dirán los demás. Por nosotras y por lo que nos aporta. Lo demás es efímero. Lo importante es la gente que queremos y nosotras mismas.
Lo que si me ha aportado la experiencia es a prescindir de lo no interesante y de la gente que no me aporta nada. En esto me he vuelto muy egoista y estoy orgullosa de ello.
Puñetera.... Como consigues que largemos con tus polémicas!!!
En cuanto al brioche, pobrecito, se a quedado en segundo lugar..... decirte, que a pesar de ser largo en ejecución y corto en durabilidad, no importa, porque es tan bueno, que desaparece antes de que se vuelva duro... Jaaaajaaa

Manoli Diaz dijo...

Mi querida Juana, si que he sentido eso mismo, precisamente estos días hay una blogamigas que me ha decepcionado, y me da rabia mucha rabia casi como dices al borde de las lágrimas. No por los likes ni por ser más famosa, sino porque ella es importante para mi y me he dado cuenta de que yo no lo soy para ella, lo que mas duele es la hipocresía pues es la que te hace creer, !Si! mi autoestima tampoco a estado nunca muy alta, pero los años te dan seguridad que confundes con estima, pero yo que soy cabezona y positiva, el bajón me dura a lo mucho dos días y al tercero ya estoy de nuevo arriba y como hacer nuevas recetas y experimentar es lo que mas me gusta aquí me quedo, guste o no guste me da igual, vaya rollo que me haces siempre soltar, venir aquí es como yo al psicoanalista pero más barato jajaja,bueno el brioche una pasada casi se huele desde aquí, te quiero mi querida amiga.
Un besito enorme y feliz finde.

Ana Blanca López dijo...

Has conseguido hacer el mejor brioche del mundo y has sabido hacer unas fotografías magníficas. Valga este comentario para subir tu autoestima.
Un abrazo
Blanca de JUEGO DE SABORES

Marga dijo...

ay revolvina, hoy es sábado, tengo mi coco de vacaciones así que no me vas a hacer trabajar en autoestima, jajaja, tu brioche es maravilloso, tú tambien lo eres y aún más tus fotos, bssss guapa

Liliana Fuchs dijo...

Yo también leí un artículo sobre el tema, y también me puse a reflexionar sobre ello... Aunque no es nada nuevo, la verdad. A veces sí me dejo enganchar demasiado por las redes, porque la cosa empieza derivada de mi trabajo y luego ya me dejo atrapar, pero tengo suerte de que no me obsesiona nada de nada. No me preocupan los seguidores o los "likes", yo sigo haciendo y compartiendo lo que me gusta y me apetece a nivel personal. A quien no le guste que se vaya a otro sitio, yo paso bastante de los influencers y las modas y esa gente que se copian estilos y tendencias unos a otros. Que me parece muy bien que lo hagan, pero a mí me cansa y me aburre. Me interesa seguir y leer más a las personas únicas que hay detrás, que realmente aporten algo diferente, único.
Quizá porque tuve problemas de autoestima en la adolescencia ahora paso mucho del tema en las redes, quién sabe :P.

OMG, dame un brioche como este y ya soy feliz para una semana. Qué miga por favor, es impresionante! Desayunaría dos veces ahora mismo sin dudarlo.

Un abrazo

Ana dijo...

Si quizás se nos va un poco la cabeza con las redes sociales, pero hay que simplificar y ser realista no? gustaremos a unos, a otros no, lo importante es disfrutar con lo que haces y sobre todo quererse a uno mismo. Por lo poco que te conozco me encantas chica...y el brioche tengo muchas ganas de hacerlo, puede que tu receta me sirva de empujón....ah y le añadiría unos trocitos de chocolate...
Besos

Bego R dijo...

Jajjaaa como ya te comenté por face, aquí no te voy a escribir el testamento de nuevo , ya sabes lo que pienso ..........Ahora veo estos brioche tan, tan preciosos, sugerentes y tentadores que tenerlos en tu poder, ya te tienen que subir la autoestima a lo alto y gritar, vivaaaaaaaaaaaaaa yo !!!!
Un abrazo de lunes remolón.

Encarni dijo...

Lo más importante es disfrutar con lo que haces al margen si gusta a los demás o no. Está claro que a todos nos gusta encantar a los demás pero por encima de eso estamos nosotros mismos.
Hacer algo que te gusta y superarte dia a dia es lo que más motiva pero sin que llegue a ser una obsesión. Hay que evitar los extremos y movernos en nuestra zona de conform, que como propiamente dice la palabra, estaremos confortables.
Aprovecho para felicitarte por el blog. Gracias por regalarnos tus recetas, tus fotos, tus comentarios, tu tiempo....por hacernos pasar un rato muy agradable mientras disfrutamos de todo esto.
Un abrazo

Marga n.a dijo...

aaaaaaaaaaaay la virgen el brioche de ricura lo otro perate a tener 4y tantos morena mia para pasar de toooooooooodo lo que se mena como hago yo mismamente . jajaja vamos de compras venga seguro que se te pasa antes .
porque
TU LO VALES MI LOLA . <3

Verónica dijo...

Ay la del daño que nos hacen las redes sociales! Tienes toda la razón, deberíamos de seguir nuestro camino de evolución con sus cosas buenas y malas, aprender de las malas para superarnos pero, ante todo, no fijarnos en los likes, seguidores y demás para hacer y disfrutar de lo que nos gusta. Una amiga de mi hija tiene 2.000 seguidores en IG y siempre la pongo como ejemplo de que esa gente es imposible que sea "amiga" de una niña de 12 años. ¡Hasta los niños ya quieres seguidores y likes por una simple foto! dónde vamos a llegar? Un beso preciosa

La cocina de Cris y Laura dijo...

que razon tienes¡¡ cada uno es como es y tiene que estar contento.
me encanta la receta¡¡ y me encanta poder escribir dando mi opinion de lo que me gusta y del trabajo estupendo de los demas donde cojo cantidad de ideas y recetas que es algo que me encanta.
besos crisylaura.

Katia dijo...

Juana - sigo tu blog desde hace tiempo, y agradezco muchísimo que lo hagas, son unas fotos preciosas, pero, sobre todo, un trabajo de traernos cocinas de "por ahí" que a mi personalmente me encanta. Enhorabuena por tu trabajo, y gracias, que no te lo había dicho. Lo importante es hacer algo interesante, no bonito, pero tu consigues las dos cosas.

Teresa dijo...

Nenaaaa que nada te desanime, no merece la pena, sé tu misma y siempre para bien o para mal, por lo menos no será por culpa de otr@!! Hace mucho que paso de todo eso, no me quitan el sueño, paseo cuando puedo y quiero, me gusta interactuar con determinadas personas y claro que al principio buscas el reconocimiento, pero a estas alturas lo más importante para mi es estar a gusto y que esto no me suponga ningún quebradero de cabeza, que te reconocen algo pues tan feliz y si no a seguir con tu día a día que ya es bastante.
Yo adoro tus fotos, esos planos del brioche me llenan y si pudiera pillarlo sería la felicidad absoluta!!
Un besazo de los graaaandes!!!

Arual Gallardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!