Marble bread {un pan bonito}

lunes, 4 de abril de 2016




Nunca me he considerado una mujer feminista, pero si femenina, enamorada de mi condición y del hecho de ser mujer.

Como digo, no soy feminista, al menos no en su aspecto más radical, pero no puedo obviar o ignorar, que las mujeres nunca lo hemos tenido fácil y eso me hace pensar, dar vueltas a mi cabeza cuando oigo o leo cosas.
Hay una que me toca bastante la moral, el hecho de que durante mucho tiempo se haya dicho que los mejores "chefs" eran hombres, es más, aún hoy en día hay más hombres que mujeres trabajando en esa profesión y yo me pregunto ¿por qué?
Las mujeres desde que nacemos (afortunadamente ahora está cambiando) estamos marcadas a fuego con una serie de obligaciones que se supone hemos de acatar, una de ellas es ser una hacendosa ama de casa y como no, eso incluye saber cocinar, sin importar si a la mujer en cuestión le gusta o lo detesta, si sirve o no... Y así nos va, nosotras desde tiempos ancestrales obligadas a mantener el fuego encendido, esperando el regreso del guerrero, mientras que ellos se dedican a jugar a las "cocinitas".
De lo que para nosotras siempre fue una obligación ellos hicieron una profesión y se permiten disfrutar de ella, experimentar y como dicen muchos hombres hoy en día: "a mí cocinar me relaja". Ellos no están sometidos a la presión de dar de comer cada día a unos niños hambrientos, un marido que también lo está y encima que sea rico, sano y variado. Ellos juegan a relajarse o a hacen de eso una profesión, aunque luego al llegar a su casa, esté esperándole un estofado cocinado por su mujer.

Es fácil ser el mejor en algo cuando se elige voluntariamente y se disfruta, mientras nosotras, que llevamos dando de comer a nuestras familias desde que el mundo es mundo, seguimos estando por debajo a nivel profesional... Por ahora ;)


Y si, estoy un poco gruñona tal vez, así que para compensar os dejo un precioso pan de molde que es perfecto para hacer sandwiches que además de buenos, serán bonitos ;)





Ingredientes para un pan de unos 500 gramos:

Para la masa blanca:
- 40 gr de harina integral.
- 280 gr de harina de fuerza.
- 1 cucharadita de levadura rápida de panadería.
- 1 cucharadita de sal.
- 150 ml de agua templada.
- 1 cucharada de "golden syrup".
- 2 cucharadas de aceite de oliva.

Para la masa oscura:
- 40 gramos de harina integral.
- 280 gramos de harina de fuerza.
- 1 cucharadita de levadura rápida de panadería.
- 1 cucharadita de sal.
- 2 cucharadas de cacao puro en polvo.
- 175 ml de agua templada.
- 1 cucharada de melaza.
- 2 cucharadas de aceite de oliva.

- 1 huevo batido para pintar.





Preparación de la masa blanca:

- Engrasar ligeramente un molde tipo "plum cake" de unos 25x12 cm.

- Introducir todos los ingredientes secos en el bol de una amasadora, o si no disponéis de ella, en un bol normal. Añadir el golden syrup, el aceite de oliva y el agua poco a poco, a la vez que comenzamos a amasar. Trabajar la masa durante unos ocho minutos, hasta que se vea suave y elástica y no se pegue a las manos. Si amasáis a mano, puede que tengáis que trabajar un poco más.

- Dar forma de bola a la masa, introducir en un bol ligeramente engrasado y dejar reposar cubierta con un paño durante unas dos horas o hasta que doble de tamaño.

Para preparar la masa oscura, repetir el mismo proceso, pero añadiendo el cacao a los ingredientes secos.

- Una vez las masas hayan levado, aplastar cada una con los nudillos y amasar ligeramente. Dividir cada masa en dos y darles forma de bola de nuevo. Dejar reposar cubiertas con un paño durante unos veinte minutos.

- Una vez hayan reposado, estirar una de las masas blancas dándole forma de óvalo y con un grosor de 1 cm . repetir la operación con el resto de bolas de masa blanca y oscura y disponer una sobre otra alternándolas por colores.

- Estirar ligeramente la "montaña" de masas procurando que no quede aire entre capa y capa. Enrollar la masa resultante para obtener una especie de cilindro de un tamaño aproximadamente igual que el molde que vamos a emplear y disponer dentro de este con la parte donde termina el rollo hacia abajo.

- Dejar levar de nuevo durante una hora aproximadamente. Precalentar el horno a 175º. Una vez la masa haya levado, pintar con el huevo batido y realizar tres cortes en diagonal sobre la superficie. Hornear durante unos 40 minutos. Si durante el horneado veis que se dora demasiado, podéis cubrirlo con un trozo de papel de aluminio.










23 comentarios:

Los Dioscuros dijo...

Hola:
Intenta connocer qué es el feminismo y no lo denostes sin por lo menos intantar conocer algo más de él. Tengo la impresión de que te has quedado con la imagen que se da del feminismo en los medios. Igual mi comentario no te parece apropiado, pero no te puedes ni imaginar lo que me ha dolido leer el inicio de tu entrada en el blog. Es como si un esclavo del Sur hubiera dicho no soy antiesclavista. Acabo con unas palabras de Anglea Davis: "El feminismo es la idea radical que sostiene que las mujeres somos personas".

NIKICHAN ZAFEIRY dijo...

Hola guapetona :) me ha gustado mucho tu entrada. El pan me parece fantástico! Tengo que animarme a hacerlo al menos la mitad de bien que tu. A mí hay una frase que me encanta - Detrás de una gran mujer solo está ella y su esfuerzo. Un beso Muackssss!!!

recetas de una gatita enamorada

Ana dijo...

Por favor me encanta este pan, qué bonito te ha quedado.
Pues tienes toda la razón, normalmente nosotras cocinamos todos los días y ellos un día que están motivados, y así pues claro no es igualitario.
Un besito

M. dijo...

¡Y tan bonito! Precioso, super tentador y apetecible.
A alguno de esos que se tiran flores en sus grandes cocinas les emtía yo en una vieja de esas en las que casi no te pudes mover y los fuegos fallan, teniendo a la vez un niño llorando en brazos, con 20 euros para dar de comer a 5 (con suerte), el uno con el colesterol alto, el otro que ha decidido no comer carne y un tercero con diabetes, y hala, haz comida para todos o una para cada uno, mientras haces las demás cosas de casa y encima no tengas que trabajar también fuera de casa o coser para fuera, para ganarte esos 20 euros. A ver cuántos experimentos hacían y cuántas flores recibían.
Besos.
Marhya (enmilbatallas.com)

Encarna copia cocina dijo...

Ni machismo,ni femenino,el caso esque haces unos panes cojonudos,besos guapa!!

Laube Leal dijo...

jajajajajajajajajaja Secundo tu moción. Es como el muchacho ese que está ganando oros en patinaje artístico. Nunca interesó ese deporte a los medios de comunicación, hasta ahora. ¡Qué casualidad! A mí esto me tiene subiéndome por las paredes y un poco tocada la moral a nivel personal, pero estoy cogiendo aire bajo el agua y prometo seguir dando mucha guerra, pese a quien pese.

Te voy a decir otra cosa: a mí las comidas que me gustan son las que hacemos las mujeres (y algunos hombres que cocinan como nosotras), sin tanta gilipollez. Comidas que huelen a gloria y que llenan el plato y el estómago. A mí las florituras ridículas de algunos "chefs" (ellos son chefs, nosotras cocineras. ¡Hay que joderse) me la traen al pairo. Que se... Bueno, mejor paro. ;)

Tu pan me parece una maravilla. Hace tiempo hice uno parecido, pero, oye, a mí no me quedó tan lindo. jijijijijij Volveré a repetirlo a ver si con tu receta lo mejoro.

Muaccccccccccccccccccccccccccccccccc

mar dijo...

no estás gruñona para nada, tienes toda la razón. A mí porque me encanta cocinar pero si no, te crees que iba a hacer yo la comida todos los d ias, las narices, le apuntaba a mi marido a un curso intensivo lo sabe dios jajaajjajajaa. Oye me encanta tu pan pero no tengo ni golden sirup ni melaza.podre sustituírlo por sirope de agave y miel densa? un beso muy fuerte lleno de colores.

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Es un pan precioso, para comerlo tal cual, ni sandwich siquiera, bueno eso al gusto de cada uno.
Por suerte a nosotras nos gusta la cocina, pero hay muchas mujeres para las que es una obligación y claro ya no es lo mismo, pero van aumentando las chefs de prestigio.
Besos.

Bego R dijo...

No estás gruñona, has dicho verdades como puños que la mayoría de las mujeres nos hacemos...Reglas impuestas desde tiempos atrás que poco se valoran, la rutina diaria , la obligación...........menos mal que las cosas van cambiando , evolucionando, aunque últimamente da la impresión de que volvemos a caminar como los cangrejos, hacia atrás....Enfin, hoy mi cabeza está más despejada y más guerrera que ayer como puedes apreciar jajaja.....sólo me queda pedirte un buen trozo de este pan que lo tiene todo : bonito a rabiar y sabroso seguro que también, una lástima que no lo pueda catar en directo ;)
Un besazo .

Aisha ZD dijo...

uuuummmm... en cuanto a la cocina, yo discrepo contigo... pero sólo hoy :D
Creo que la culpa ha sido un poco nuestra, que nos hemos dejado encandilar con lo de que una mujer liberada es aquella que ni se acerca a una sartén... y claro, hemos perdido el gusto y el placer de cocinar y alimentar a la familia. Los hombres no han tenido que separarse de una sartén para sentirse liberados, y por eso ellos sí disfrutan de cocinar y lo hacen su profesión. En cambio la mujer, para sentirse liberada no iba a ponerse a hacer lo que ya hacía en su casa.
El pan de molde de dos colores una preciosidad... como tú! :)
besos

princesa de nunca jamás dijo...

Ricitos, soy una enamorada de la belleza, aunque no sea práctica o útil, tu pan, es precioso y seguro que muy rico. Un abrazo

Nenalinda dijo...

Ainssssssssssss peroque cosa mas rica y mas rewonita has echo ,pena me daria cortarlo para comerlo no me canso de ver las fotos , que arte y que manos tienes cuando sea mayor quiero ser como tu.
Te ha quedado un pan de relujo no lo siguiente.
El post divinisimoooo has dicho verdades como puños ,no se puede hablar mas claro si no mas alto, a mi me encanta cocinar asi que para mi no es una obligacion,pero conozco a varias para las que si lo es ademas de un castigo.
Bicos mil y feliz semana potita mia.

Loladealmeria dijo...

¡¡¡ Al fin llego ¡¡¡ que cosas Juana, sin haber hablado nunca de este tema, sin conocernos fisicamente, pensamos lo mismo. Y hemos coincidido en tema. En mi entrada de hoy hablo de eso mismo. Yo no sé si soy feminista o femenina, algo de las dos tendré, pero lo que si sé es que nos pasamos la vida reivindicando nuestra posición y encima nos regalan un día (debería ser el día negro) Tanto la Biblia como el Corán como la Torá, el Mahabharata...., nos relega a esa posición, la mujer sumisa, en algunos libros, mas que en otros, que debe obedecer al marido, cuidarlo y cocinar para su familia.
Esas "manías" costumbres que nos han "regalado" (regalos envenenados) costará muchas generaciones, muuuuuchas cambiarla.
Creo que nuestra generación lo hace muy bien y vamos mejorando a pasos agigantados ¿ no lo crees??? Si tu eres gruñona ¡¡que soy yo ¡¡¡ jaaaaaaaaaaa.
Volviendo al pan que me ha trio aquí te diré que es precioso, desde que vi la foto lo tengo en mente y cualquier día me pongo manos a la masa. las fotos espectaculares, ya lo sabes, joia ¡¡¡;-))))))
Un besazo enorrrrrrme desde Almeria

Evelyn dijo...

Tienes toda la razón. A mi lo que más rabia me da es q la culpa de la poca "responsabilidad" en los hombres en muchos aspectos las tienes sus propias madres. Los hombres en la mesita sentados y las mujeres todas a ayudar... en fin... Me quedo con tu pan que se ve delicioso y ya me imagino yo lo ricos que quedarían unos sandwiches dulces con él, jeje. Yo siempre pensando en azúcar!!! Besiños.

Padawan dijo...

Pues yo tampoco soy feminista, bla, bla, bla... Vamos, que no hace falta explicar más.
Con respecto al pan, me gustó el otro día cuando vi la foto en "fisbus", ¿o fue en IG?, madre mía como tengo la cabeza últimamente!!!, pues eso, que me gustó y me sigue gustando mucho. Sigamos cocinando por gusto, que por obligación se hace un bocadillo rápido y listo!!
Besos mil!!

Liliana Fuchs dijo...

A mí me da rabia que hoy se relacione el feminismo con radicalismos (creo que las redes han contribuido mucho a eso), porque realmente no es más que defender que las mujeres tenemos los mismos derechos que los hombres. Nada más. Algo tan simple, y a la vez tan difícil todavía hoy en día!
Sigue habiendo mucha desigualdad incluso en nuestra sociedad, que parece tan avanzada para ciertas cosas, y para otras no lo es tanto. Esos micromachismos del día a día, de los que muchas veces no nos damos cuenta, son peligrosos.
Pero poquito a poco la cosa va cambiando, por suerte, y también en el tema de la cocina, porque tienes mucha razón. Al igual que en el arte o en el cine, parece que los hombres son los únicos que han tenido derecho a tener prestigio!

Ya quisieran muchos hombres hacer un pan como el tuyo, qué cosa más bonita!!! Me fascinan los panes bicolores, y encima en espiral marmoleada, es una verdadera obra de arte. Y encima estará buenísimo!

Un abrazo

Manoli Diaz dijo...

Pues que sepas que tienes toda la razón, las mujeres se nos imponen una serie de cosas y las tenemos que saber hacer si o si, es cierto que para ellos es un entretenimiento porque no se sienten con la presión de la obligación, yo espero que las nuevas generaciones vayan evolucionando para mejor y aun quede esperanza, aunque viendo algunas cosas me deja con la duda, pero bueno mi gruñona favorita lo que es un lujo es ese pan tan espectacular, yo también tengo una receta así de dos colores pero lo hice en dulce y en espiral que es más fácil, el tuyo quedo precioso y te cambio un trocito por un trocito de tarta, ja,ja, ja.
Un besito enorme guapísima y feliz finde.

Veronica Cervera dijo...

Yo con este pan me olvido de todas las teorías del mundo mundial.
Muchos besos y buen fin de semana.
Vero

La cocina de Cris y Laura dijo...

que preciosidad de pan ¡¡¡¡ me apunto la receta.
besos crisylaura

StardustAvalanche dijo...

Me ha dado mucha pena leer que no eres feminista, el feminismo sólo significa, literalmente, ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que hombres. No sé qué entiendes por feminismo, pero lo dicho,es una pena que una mujer diga que no es feminista, aunque sólo sea porque ni siquiera sepa qué significa esa palabra.

Teresa dijo...

Todita la razón mi hija, siempre ha sido así, las madres, las abuelas, rompiéndose la cabeza para organizar el menú semanal y además no repetir plato, con esa obligación de tener todo preparado para cuando llegaran los niños del cole y el marido del trabajo,sin contar con la frustración que sentían cuando además le decían que no estaba bueno y luego ellos se dedican al laboratorio, a investigar y desestructurar platos, qué le vamos a hacer, siempre lo han tenido fácil, porque ya se sabe que detrás de cada hombre hay una mujer maravillosa que les hace la vida más fácil; hoy en día hay más hombres que comparten las tareas de la casa, no ayudan, se implican y eso es un gran avance, pero todavía quedan muchos con otras ideas.
Yo me llevo tu pan, que es bonito a rabiar y tiene que estar de vicio!!
Besotes mi preciosa Juana!!

onnanoko777 dijo...

A mi también me da pena que no seas feminista....Creo que no sabes que significa.....

María Madrigal Ortega dijo...

Qué pena que las propias mujeres digan y se enorgullezcan de decir que no son feministas. Y comparar machismo con feminismo ya es el colmo. Sabed, las que no os declarais feministas (aunque os quejéis de no tener las mismas facilidades y oportunidades que los hombres, lo cual es muy contradictorio, porque eso precisamente es el feminismo) que gracias al feminismo y a las feministas, en algunos países podemos votar, abrir una cuenta bancaria, trabajar en lo que queremos y expresar nuestras opiniones libremente en un blog como éste. Sin el feminismo nada de esto habría ocurrido. Ojalá os informéis y descubráis qué es verdaderamente. Mientras tanto, una pena. Así nos luce el pelo.

Publicar un comentario

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!