Cánh gá nuröng {alitas de pollo al estilo Vietnamita}

jueves, 1 de septiembre de 2016




Si hay algo que define mi blog y por ende, a mi misma, es el gusto por la cocina sencilla hecha por gente sencilla. Ingredientes más o menos normales con preparaciones no excesivamente complicadas... Eso es lo que hay, esa soy yo.

Este verano tuve la gran suerte de viajar a Vietnam, un país rico en muchos aspectos y uno de ellos es la intensidad de su vida de calle. Pasear por sus ciudades es un placer para la vista, los sentidos y una buena forma de poner a prueba nuestra valentía mientras cruzamos grandes avenidas sorteando cientos de motos que circulan dentro de un caos propio y organizado.

Mi primer contacto con Asia, el primer contacto con la comida de calle real, supuso para mi la confirmación de todo lo que siempre he intuido y sentido... No tiene nada que ver con lo que aquí conocemos.
Fuera de modas más o menos pasajeras, en Vietnam la cocina de calle es real. Una forma de vida, de cubrir pequeños ingresos familiares, de alimentar a legiones de gentes que llenan sus calles. Comida rápida cocinada en plena calle con poco más que unas planchas o cazuelas usadas y gastadas; pequeñas sillas de plástico donde siempre hay gente comiendo, cervezas que no logran enfriar sometidas a temperaturas y humedad que van más allá de lo soportable... Todo ello puede gustar más o menos, pero es la verdadera comida de calle y es la que me gusta probar, ver y tocar.



¿Y sabes? En Hanoi, existe una calle, Ly Van Phuc, llamada coloquialmente "la calle del pollo" por la cantidad de puestos donde asan pedazos de pollo marinado sobre carbones. El olor atrae a cientos de jóvenes por la noche que acuden en masa a sentarse sobre las famosas sillitas de plástico y degustar una comida barata y sabrosa acompañada por una cerveza.
Tal vez no sea igual, pero si preparas estas alitas te aseguro que sentirás que con poco esfuerzo puedes viajar muy lejos... ¿¿Viajarás conmigo??



Ingredientes para cuatro personas que desean viajar lejos:

- 12 alitas de pollo enteras y sin partir.
- 2 dientes de ajo finamente picado.
- 2 chalotas vietnamitas, o en su defecto chalotas francesas.
- 2 cucharaditas de mezcla de cinco especias.
- 1 cucharada de azúcar moreno.
- Pimienta negra recién molida.
- 25 ml de aceite vegetal.
- 50 ml de salsa de pescado.
- 25 ml de salsa de soja.






Preparación:

- Preparar la marinada combinando todos los ingredientes excepto el pollo en un bol.

- Introducir las alitas de pollo en la marinada, mezclando bien el conjunto para que se integren los sabores.

- Dejar reposar en el frigorífico durante unas doce horas, para que el pollo se impregne bien de los sabores.

- Escurrir de la marinada y asar las alitas en una barbacoa a fuego medio-alto durante unos diez minutos por cada lado, o hasta que la piel se vea dorada, crujiente y el interior al pincharlo con un tenedor se separe con facilidad del hueso, o bien precalentar el horno a 180º, disponer las alitas en una bandeja resistente al calor y asar durante unos 15 o 20 minutos por cada lado, en función del grosor de estas.






18 comentarios:

M. dijo...

Como te he dicho en Instagram, se ven buenísimas. No tengo todos los ingredientes, pero voy a ver si doy con la salsa de pescado y la mezcla de especias. Están totalmente tentadoras.
Besos.
Marhya (enmilbatallas.com)

Eniko Ostafi dijo...

El viaje a Vietnam ha molado un montón, para ti que te gusta tanto la gente sencilla la cocina sencilla, los colores y aromas, la fotografía la comida de la calle, ohhhh,... nos has alegrado compartiendo a través de tus fotos los momentos que te han emocionado... Y ahora disfrutamos de las recetas que has traído contigo. Gracias Juana.

Eniko Ostafi dijo...

Me he emocionado y he omitido lo importante... Decir que las alitas tienen una pinta genial!
Bss mi querida

Eniko Ostafi dijo...

Me he emocionado y he omitido lo importante... Decir que las alitas tienen una pinta genial!
Bss mi querida

Eniko Ostafi dijo...

El viaje a Vietnam ha molado un montón, para ti que te gusta tanto la gente sencilla la cocina sencilla, los colores y aromas, la fotografía la comida de la calle, ohhhh,... nos has alegrado compartiendo a través de tus fotos los momentos que te han emocionado... Y ahora disfrutamos de las recetas que has traído contigo. Gracias Juana.

Te de Ternura dijo...

Vaya que si que he viajado contigo!!!
Y es que este verano ya parece que haya hecho 2 viajes, el tuyo y el de mi hija que ha estado en Bali y contaba algo muy parecido.
A mi también me gusta mucho la comida callejera; eso si intentando conocer cual es de confianza porque no me la quiero jugar, pero esos olores, sabores, colores y gente pintoresca nos trasladan a otro mundo.
Aunque practicamente ya no como carne, esas alitas, me han hecho subir la "bilirrubina"; y es que una no puede ignorar del todo lo que ha estado comiendo durante 60 años.
UN ABRAZO AMIGA, BONITAS FOTOS :)))

Merche Hogar Y Brasas dijo...

Solo me faltan las chalotas y la salsa de pescado, apuntado queda.
Tu viaje sabes que lo he seguido todo lo directo que lo has compartido, ha sido fantastico seguirte, casi he podido percibir olores, sabores y sensaciones mientras los explicabas.
Estas alitas en cuanto me acuerde las preparo.
Un besazo preciosa.

Laube Leal dijo...

Joé, qué maravilla de fotos. ¡Me has trasladado con la mente a esos lugares! Por cierto, ¡pedazo de pollos! Los de aquí cada día son más chicos, ¿no lo notas?

Fíjate qué receta más sencilla y qué pintaza. Haré la receta, pero, con tu permiso, con muslitos, que nos gustan más en casa.

Muaccccccccccccc

Chez Silvia dijo...

Hola presioooosa!!! Ya de vuelta y con las pilas cargadas. Menudo viaje precioso que has hecho y menuda receta delicious que probaremos adoro las alitas de pollo. Besote grande ma belle.

Cristina Fernández dijo...

Las chiquisillas las llamaba yo, que se te quedaban las piernas dormidas... estas no las probé porque no me molan las alitas de pollo... pero qué grande y buena es la cocina vietnamita eh Juana? como te dije esta mañana preciosos los cuencos. Espero más recetas vietnamitas... yo ya llevo dos y próximamente una tailandesa tb... Besos guapa!

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Qué buen retorno y qué fascinante viaje, lo que habrás disfrutado con tanta comida callejera.
Seguro que con ese marinado quedan muy ricas las alitas.
Besos preciosa.

Padawan dijo...

Que con la tontería, todavía no había venido a ver la receta de las alitas!! Se ven deliciosas, la verdad. Nada más leerlo, he pensado en prepararlas en el horno, pero he decidido no ir con prisas y esperar al fin de semana que viene para hacerlas en unas buenas brasas (aunque no prometo que pueda esperar, ya que mi cabeza me dice en este momento que las haga en el horno y así comparo después con las brasas).
El viaje que has hecho me ha encantado, la verdad es que ha sido un placer poder acompañarte por algunos sitios, aunque haya sido de forma virtual.
Besos mil!!

Nenalinda dijo...

Ainsssssssssssss lo que he tardado en venir a ver en condiciones estas alitas por que ver las vi desde el movil pero chica ahora las fotos no dejan de hacerme babeaaaaaaaaar que pintazaaaaaaaaa tienen ademas de estar de muerte relentisimaaaaaano lo siguiente .
Me falta algun ingrediente pero las hare por que en casa el pollo nos requeteencantaaaaaaaa.
Que envidia mas sana me das con ese pedazo de viaje que has echo lo que habras disfrutado con la comida callejera .
Bicos mil y feliz finde potita miaaaaaaaaa.

Migas en la mesa dijo...

Me encantaría viajar a Vietnam... de momento, tendrá que esperar. La comida callejera es lo primero que busco cuando voy a otro país. No soy capaz de comprender a la gente que viaja durante horas en un avión para llegar a su destino y buscar una pizzería para comer "comida normal". Me cortocircuito. Para descubrir un país, el punto de partida, es su comida, la real, la de verdad.

mar dijo...

Juana mira que me encanta tu cocina y recetas pero si hay algo que me emociona d tu BLOG es esa forma que tienes de contarnos las cosas, ya sean cotidianas o de algún viaje....me fascina y me quedo pegada leyendote siempre con ganas de más. un beso muyyyyy fuerte

mar dijo...

Juana mira que me encanta tu cocina y recetas pero si hay algo que me emociona d tu BLOG es esa forma que tienes de contarnos las cosas, ya sean cotidianas o de algún viaje....me fascina y me quedo pegada leyendote siempre con ganas de más. un beso muyyyyy fuerte

Loladealmeria dijo...

Juanita, menudo viajazo te has marcado, no he ido a Vietnam pero ten por seguro que con las vivencias que me cuentan mis hijos, tus fotos y las suyas es como si hubiera ido como 10 veces. Mis hijos me traen especias cada vez que se acercan por Asia, así que esas alitas puedo hacerlas y de hecho las haré porque me encantan.
Bssss desde Almeria y por favor no cambies reina mía.

Marga n.a dijo...

vietnam es un espectaculo ,al igual que filipinas o singapure su cocina es maravillosa . me gustan las alitas cualquier manera . besos lola

Publicar un comentario en la entrada

Sabes que es lo mas bonito de este post???... pues claro!!!...
tu comentario!!!!

Gracias!